EScomunicación

Textos y reflexiones sobre periodismo, tecnología y la relación entre ambos

Archive for the ‘publicidad’ tag

Cinco tendencias que transformarán la industria de la publicidad

Deja tu comentario

Que la industria de la publicidad también está en un proceso de transformación hacia lo digital es algo más que evidente. Como los medios de comunicación dependen en gran medida de la publicidad para su viabilidad económica, es lógico que en EScomunicación nos fijemos también en cómo afronta esta industria el cambio de paradigma en que nos encontramos. A este respecto, Bob Lord, director ejecutivo de AOL Networks, ha expuesto hace poco cinco tendencias que transformarán la industria de la publicidad, que por su interés, os compartimos a continuación.

  • Asistiremos a un auge de la automatización. A medida que tecnologías más automatizadas reemplacen a la planificación manual, la publicidad podrá dedicar más recursos al lado creativo de la industria. La automatización beneficiará también a los medios. Automatizar significa hacer más accesible el espacio de los medios a los anunciantes gracias a la tecnología; se trata de agilizar los procesos, no establecer subastas automáticas. En 2014, el 22% de la publicidad puede estar ya automatizada.
  • Los sistemas abiertos serán los que tengan más éxito. Los sistemas cerrados que fuerzan a los anunciantes a trabajar con un conjunto de compañías perderán terreno frente a los sistemas abiertos, que harán la planificación y la compra de publicidad mucho más sencilla para todos los agentes implicados.
  • La publicidad móvil y multipantalla impulsará las ventas. Nielsen ha predicho que para 2016, el 50% de los anuncios digitales será en múltiples pantallas (ordenadores, tabletas y smartphones). Nuevas innovaciones para mejorar la capacidad para definir el target y conocerlo a través de los diferentes aparatos que usa, harán de esta tendencia la mayoritaria en el futuro.
  • Los anuncios premium se volverán aún más premium. A medida que la automatización se extienda y los publicistas tengan tiempo para ser más creativos, la industria demandará más oportunidades premium para ir más allá de los banners y conseguir anuncios más sofisticados y personalizables.
  • Las estrategias de publicidad estarán orientadas a la convergencia. Creativos, creadores de contenidos y programadores ya no pueden operar en compartimentos estancos y separados. La tecnología, los datos y el marketing deben funcionar en conjunto para lograr los mejores resultados.

 

Si te gustó este post, compártelo.

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

25 de noviembre de 2013 a las 9:09 pm

La crisis de la prensa no ha hecho más que comenzar

1 comentario

La crisis de la prensa es algo en lo que todos los estudios sobre el futuro del periodismo están de acuerdo y hemos hablado muchas veces de ella en el blog. Pero todavía hay quien parece creer que podemos volver a la edad dorada de 2007 y que con pequeños ajustes se pueden mantener los periódicos tal y como los conocemos hoy. Por eso, artículos como este de Joshua Benton en Niemanlab son tan necesarios para abrir los ojos a todos. Fijaos en la siguiente diapositiva.

Forma parte del estudio de Mary Meeker sobre tendencias en internet publicado en 2012, uno de los más prestigiosos de Estados Unidos, en el que hay algunos aspectos que nos muestran que la crisis de la prensa no ha tocado fondo. En la diapositiva anterior, se ve la relación entre el porcentaje de tiempo de uso de los medios y el gasto de publicidad. Vemos por ejemplo que la televisión tiene un tiempo de uso del 43% y un 42% del gasto de publicidad. No hay ninguna ley que diga que el dinero invertido en publicidad es directamente proporcional al tiempo de uso, pero creo que podemos asumir que es una hipótesis muy válida. En cuanto examinamos los datos de los periódicos vemos que son absolutamente desproporcionados: un 25% del gasto publicitario para un 7% del tiempo de uso. Y los dispositivos móviles están en el otro extremo: mucha atención (10%) y poco dinero para publicidad (1%).

Por tanto, si pensamos que la inversión publicitaria tenderá, lógicamente, a igualarse o aproximarse al tiempo de uso, hay dos conclusiones muy sencillas. Una, que el futuro pinta muy mal para los medios impresos, y dos, que periódicos y revistas harían bien en esforzarse en buscar maneras de hacer rentables los dispositivos móviles. ¿Pero qué ocurre cuando comparamos con la diapositiva del estudio de 2013?

Los dispositivos móviles suben dos puntos en tiempo de uso y otro tanto en inversión publicitaria, pasando de 1.600 millones de dólares a 4.000 millones en un año. Y si hacemos caso a nuestra hipótesis, tiene mucho margen para seguir creciendo. Pero en los medios impresos, la situación es bien diferente: bajan un punto en porcentaje de uso y dos en inversión publicitaria. La crisis de la prensa sigue golpeando duro y lo peor es que aún hay mucho margen. Es cierto que estos son datos referidos a Estados Unidos, pero la tendencia puede extrapolarse al resto del mundo.

Así que cuando alguien os diga que hablar de la desaparición de la prensa escrita es una exageración, recordad estas diapositivas y la hipótesis que hemos estado manejando. Aún queda mucho para que la inversión publicitaria se equilibre con respecto al tiempo de uso. La crisis de la prensa no ha hecho más que comenzar.

 

Si te gustó este post, compártelo.

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

31 de mayo de 2013 a las 9:09 am

El peor y el mejor momento para el periodismo

Deja tu comentario

Para cualquier lector habitual de EScomunicación, la crisis de los medios de comunicación no es ninguna sorpresa. Aquí hemos hablado en varias ocasiones de la desaparición de la prensa escrita y los cambios en el negocio del periodismo. Quizás sea el sector que con más virulencia ha sufrido la crisis económica y desde luego las cifras no son nada halagüeñas.

El primer Estudio General de Medios de 2013 lo ha dejado bien claro: la influencia y audiencia de la prensa escrita es cada vez menor y ya incluso la prensa digital da señales de flaqueza. Y a eso se suma una caída brutal de la publicidad que no da lugar a dudas. Ninguna empresa, ni periodística ni de otro tipo, puede aguantar pérdidas anuales del 22 por ciento en ingresos publicitarios. Ante este panorama, hay poco lugar para la esperanza, pero el caso es que la hay. Por cada periódico impreso que cierra, surgen otros medios de comunicación online tras su estela. Como apunta Mattew Ingram, es un momento curioso pues podemos afirmar que es el peor momento para el periodismo, pero también que es el mejor momento para el periodismo y no nos equivocaríamos.

 

Si te gustó este post, compártelo.

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

22 de mayo de 2013 a las 9:09 am

La caída de la publicidad acelera la caída de los medios

1 comentario

caída de la publicidad

La mitad del dinero que gasto en publicidad se desperdicia, el problema es que no sé qué mitad”

 John Wanamaker, empresario del retail de finales del siglo XIX y padre de la publicidad moderna

 

Cuando los estudiosos del futuro repasen la crisis de los medios de comunicación de principios del siglo XXI, destacarán que una de sus causas principales fue la caída de la publicidad. Durante todo el siglo XX, la publicidad fue el combustible fundamental de la industria de los mass media, haciendo del periodismo una carrera con muchas posibilidades de conseguir un puesto de trabajo y de los periódicos una máquina de imprimir dinero. No es casualidad que fuese poco antes de la actual crisis cuando los medios lograron sus máximos históricos de rentabilidad y beneficios. Los estudios de State of the news media hechos por el Pew Research Center muestran que 2007 significó el momento más álgido de la industria, con márgenes de crecimiento en el entorno de los digitos. ¿Cómo entonces, en apenas media década, hemos pasado de ese escenario al actual?

Son varias las causas, pero una de las más destacadas es la ya mencionada de la caida de la publicidad. Las empresas han bajado sus presupuestos destinados a publicidad y los están diversificando aún más. Si antes un anuncio a toda plana en un periódico te aseguraba una audiencia millonaria hoy esa inversión puede rentabilizarse de mejor manera a través de campañas en redes sociales e internet. Las marcas ya no buscan tanto publicidad como construir su imagen. Como demuestra la cita de Wanamaker, el impacto de la publicidad en las ventas siempre ha tenido un componente mágico. Nadie sabe exactamente cuáles son los ingredientes para que una campaña funcione y otra no. Hoy, gracias a las nuevas posibilidades de medición de audiencias online, se puede conocer con mucha más precisión que es lo qué funciona y lo qué no, y las grandes empresas recortan en aquellos soportes que no ofrecen la rentabilidad que ofrecían antaño.

No hay soluciones para esta caída de la publicidad. Si solo fuese la publicidad de las grandes empresas que busca otros formatos, quizás hubiese algún tipo de solución cuando la crisis económica remitiese, pero es que hay una publicidad muy concreta que ha desaparecido por completo para los periódicos, que son los anuncios por palabras. Los que tenemos unos años recordamos que los suplementos de anuncios por palabras eran varias páginas con todo tipo de anuncios, por los que los periódicos se llevaban un buen dinero. Esas secciones desaparecen por completo de la prensa y se trasladan a internet. Todas las recesiones anteriores encogieron el mercado publicitario, y cuando terminaron, el nivel de facturación publicitaria se recuperó. Pero no sera así en esta crisis. Los ingresos publicitarios de antes de la crisis no regresarán jamás y esa caída acelera la caida en picado de los medios, que han de buscar modelos alternativos para suplir el dinero que llegaba de la publicidad. Nadie sabe cómo hacerlo, pero quien lo consiga tendrá la clave para prosperar en el nuevo escenario mediático.

 

Si te gustó este post, compártelo.

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

19 de abril de 2013 a las 9:09 am

El terremoto de las audiencias

3 comentarios

 

Antes de que termine esta década, vamos a ver en primera línea un terremoto en las audiencias. Los sistemas de medición y los estándares que han funcionado casi sin cambios desde mediados del siglo pasado ya no valen para la nueva sociedad hiperconectada. Las audiencias masivas quedan para eventos muy concretos, normalmente espectáculos deportivos, pero para todo lo demás, entramos en segmentos de audiencia cada vez más segmentados y especializados, en las que ya no basta con saber tu edad y sexo, sino desde qué pantalla estás consumiendo el contenido.

La gran afectada por este terremoto va a ser la televisión. La famosa caja tonta que ha definido el siglo XX y cambió por completo los hábitos de varias generaciones se enfrenta a su mayor reto hasta el momento: aceptar que ahora es sólo una pantalla más entre todas las que tenemos para consumir contenidos, y no siempre la más importante, pues el consumo de datos en móviles cada vez es mayor.

Las redes sociales han hecho mucho para dinamizar la televisión y poder ver reacciones en tiempo real de los televidentes. Ya es una práctica común indicar hashtags en los diversos programas para poder unificar y medir la conversación. Las cadenas se pelean por conseguir trending topics y los antiguos espectadores se convierten en comentadores en tiempo real. La gala de los Goya, el festival de Eurovisión, el último Gran Hermano… cualquier programa puede crear una conversación a su alrededor, ya no tenemos que esperar al día siguiente en la oficina, podemos comentar al mismo tiempo que lo estamos viendo junto a miles de personas en nuestra misma situación.

Las series de televisión tampoco se libran de esta revolución. El caso de la recientemente estrenada House of Cards es un buen ejemplo. Estrenada en Netflix, ha roto por completo con todas las convenciones, poniendo a disposición de los suscriptores del servicio todos los episodios de la primera temporada de golpe, en un experimento cuyos resultados veremos con el tiempo, pero ya hay algo insólito: en ningún sitio vamos a ver datos de las audiencias de House of Cards.

Tal y como ha explicado Ted Sarandos, de Netflix, la empresa de streaming no está ofreciendo datos de audiencia, porque para ellos, el saber que un número x ha visto los episodios no es tan importante como saber cuál es el comportamiento de esos espectadores: qué es lo que ven, a qué horas lo ven, en suma, qué tipo de contenidos audiovisuales consumen. Es una auténtica mina de oro que puede cambiar el esquema tradicional de la publicidad en televisión, cuyo impacto está en mínimos históricos, al menos en España.

Y puede cambiarlo porque si antes las audiencias se medían únicamente en términos cuantitativos, con algunos pequeños matices diferenciadores de edad o género, el caso de House of Cards puede ser el primero en el que los estudios de audiencia sean cualitativos. Conocer si la gente ve toda la temporada seguida o se programa un capítulo semanal, si la ve entre semana o los fines de semana, o qué otras series sigues además de esa, son claves para poder presentar nuevos contenidos audiovisuales dirigidos a públicos especificos. Antes, el objetivo era llegar al mayor número de gente posible; hoy el objetivo es llegar a la gente adecuada, la que está dispuesta a pagar por tu producto. Y para eso, los viejos modelos de audiencia ya no valen.

 

Si te gustó este post, compártelo.

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

20 de febrero de 2013 a las 9:09 am

Cómo poner Adsense en tu blog

1 comentario

Seguramente te habrás dado cuenta que desde hace unos días tenemos publicidad en el blog. Un nada discreto cuadrado en la parte superior izquierda en el que aparecen diversos anuncios de Adsense. “Ya te has vendido” diréis; “sólo quieres ganar dinero”, afirmaréis. Y algo de razón hay, claro que me gustaría ganar dinero. Pero para eso queda mucho aun y la razón de implementar Adsense en el blog era para aprender cómo funciona y explicar a cualquiera que quiera hacer lo mismo cómo puede implementar Adsense en su blog en cuatro cómodos pasos.

 

1.- Lo primero que tienes que hacer es crear tu cuenta de Adsense. Si ya tienes una cuenta de Gmail puedes usarla para Adsense, en caso contrario tendrás que crearla para poder acceder y crear tus propios bloques de anuncios. El proceso es muy sencillo y no debería tomarte más de cinco minutos. En este paso es cuando indicas el dominio para el que quieres colocar publicidad.

 

2.- Una vez hayas terminado la solicitud recibirás un correo diciéndote que se tomarán un tiempo para revisar tu solicitud, pero no temas. Si no hay nada raro en tu dominio, en el mismo día deberías recibir un correo por el que ya puedes empezar a insertar el código de Adsense en tu blog, aunque todavía no mostrarán anuncios.

 

3.- Para crear tus anuncios has de entrar en Adsense con tus datos, ir a Mis anuncios y ahí pinchar en Nuevo bloque de anuncios, apareciéndote la siguiente pantalla.

 

 

No te molestes en la mayoría de las opciones, la que realmente te importa es el tamaño del anuncio. No es lo mismo un banner horizontal que uno vertical y tampoco lo es un anuncio cuadrado o lo que llaman skyscraper. Aquí puedes ver algunos tipos de anuncios.

 

 

Una vez has elegido el tamaño adecuado según las características de tu blog y el hueco que tengas pensado para ubicar la publicidad, tan sólo tienes que ponerle un nombre a ese bloque de anuncios (yo fui original y le puse “Bloque 01”). Después de eso, dale a guardar y obtener código y ya lo tienes listo para insertar en tu blog.

 

4.- El último paso es insertar ese código en el lugar que desees y que mejor te convenga de tu blog. Yo le he dado una posición preferente en la columna superior izquierda en parte por variar un poco la estética del blog y también para comprobar cuál tiene más éxito, si ése o el bloque vertical que hay en la parte inferior.

 

Y ya está. Ya tienes anuncios de Adsense en tu blog listos para que tus visitantes pinchen sobre ellos y te ayuden a sacar un dinerillo. Recuerda además que tú no puedes pinchar en ellos ni siquiera para probarlos, pues infringirías las condiciones del contrato de Adsense y te pueden anular la cuenta.

 

Otras páginas con más visitas seguro que sacan buen dinero, yo no creo que me vaya a hacer rico con el blog, pero como experimento está bien y nunca se sabe. Con que me diera para pagar el hosting ya me daba con un canto en los dientes…

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

20 de junio de 2012 a las 8:58 am

Categorias: internet

Etiquetas: , , ,

Seis buenos ejemplos de storytelling en la publicidad

3 comentarios

Storyteller

“Cuéntame un hecho y lo aprenderé. Cuéntame una verdad y la creeré. Pero cuéntame una historia y vivirá por siempre en mi corazón”

— Proverbio hindú

Piensa en alguna historia que te hayan contado en los últimos quince días. Puede ser un chiste, una anécdota o incluso el último cotilleo de la oficina. ¿Ya lo tienes? Bien. Ahora trata de recordar alguna estadística importante que hayas visto en esos mismos quince días….

¿Qué fue más fácil de recordar? A no ser que trabajes en el campo de la estadística, seguramente habrás recordado una o más historias. Las historias nos han acompañado desde que la humanidad comenzó a caminar erguida y empezó a fabular relatos frente a la hoguera para combatir el frío y la oscuridad. Hoy en día, las historias ya no se utilizan con ese fin, pero nos siguen hechizando igual que hace miles de años y el marketing y la publicidad han tomado buena nota.

El storytelling es la herramienta que utilizan para captar al cliente y conectar emocionalmente con él. Muchas veces, ni siquiera tienen que inventarse las historias. La realidad supera a la ficción en la mayoría de las ocasiones y para muestra, aquí tenéis seis spots publicitarios que nos cuentan una historia y a través de ella nos enganchan, seis buenos ejemplos de storytelling en la publicidad. Fijaos que no nos hablan de las cualidades del producto que quieren vendernos, sino que dejan que la historia se desarrolle y nos atrape y ya luego somos nosotros los que, a iniciativa propia, recordamos el producto asociado a la historia.

Nunca subestimes el poder de una buena historia.

 

 

 

 

 

 

 

Si te gustó este post, compártelo.

 

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

13 de febrero de 2012 a las 9:04 am