EScomunicación

Textos y reflexiones sobre periodismo, tecnología y la relación entre ambos

Archive for the ‘procrastinación’ tag

10 ideas para inspirarte y escribir

1 comentario

 

A todo el que lleva un blog o se gana la vida escribiendo le ha pasado alguna vez. Puede ser un proceso gradual o pasar de un día para otro, pero el caso es que pierdes la ilusión, no tienes ganas de escribir, las ideas no salen de tu cabeza como antes y todo lo que se te ocurre es mierda… llámalo como quieras, bloqueo creativo, falta de inspiración, neuronas perezosas o que la musa se ha ido a tomar cañas, el caso es que pasan los días y la pantalla (u hoja de papel, que todavía se usan) sigue en blanco esperando a que la llenes con tus ideas y tu creatividad. A mí me ha ocurrido unas cuantas veces y como ya tengo algo de experiencia en luchar contra el bloqueo voy a compartir contigo 10 trucos para inspirarte y ponerte a escribir.

 

1-Lee cosas sobre tu área de conocimiento

Es algo obvio, pero nunca está de más recalcarlo. Hay que leer constantemente sobre el tema de tu blog, cuanto más mejor y en cuantos más idiomas mejor. Puedes tomar notas de esas lecturas o dejar que tu cerebro las absorba como esponja, en cualquier caso verás como los conceptos que has leído encajan luego en los textos que escribes, o te inspiran para escribir algo totalmente diferente. El mejor ejemplo en este blog son las lecturas 2.0.

 

2-Haz posts con listas

La gente que sepa de SEO podrá explicarlo mejor que yo, pero Google ama las listas y todos los blogueros hemos hecho un posts con listas alguna vez. Además de eso, son fáciles de escribir, muy agradecidas para el lector y si las combinas con destacados en negrita, triunfarás seguro. ¿Ejemplos? Aparte de este post que estás leyendo, aquí tienes otro: el segundo post más leído de este blog.

 

3-Utiliza vídeos

Si una imagen vale más que mil palabras, un vídeo vale más que mil imágenes. A diferencia de los medios impresos en hojas de papel muerto, no tenemos que limitarnos a textos estáticos y, a diferencia de los medios transmitidos por ondas, podemos usar textos estáticos para ampliar y contextualizar imágenes y sonidos. Añade que incrustar un vídeo en tu post es tan sencillo como hacerlo con una imagen por lo que, tanto si son ajenos como de producción propia, tienes un post hecho en menos de cinco minutos. ¿Ejemplos? Aquí tienes el post más leído de este blog. Por algo será.

 

4-Habla sobre tus propias experiencias

Cuando nada de lo que se te ocurre es buen material para un post, no hay nada mejor que recurrir a la propia experiencia. Bien sea hablando sobre tu fallido intento de escribir un libro, contando qué hiciste cuando clonaron tu blog o explicando cómo se usa un programa, cuando hagas un post sobre tus experiencias personales nunca se quedará con el texto a medias. Al fin y al cabo te pasaron a ti, por eso son personales y sabes mejor que nadie cómo terminó todo.

 

5-Lee cosas que no sean de tu área de conocimiento

Para escribir sobre un tema especifico, necesitas formarte y leer mucho sobre ese tema, pero eso también te limita. Lee otras cosas, tanto ficción como no ficción. Quizás leer una novela de zombis no te vaya a dar material para un post, pero te entretiene mientras tu subconsciente trabaja, y puede que leer ese articulo sobre psicología no sea lo que te apetece, pero puedes descubrir nuevos conceptos que te sirvan para hacer un post como éste, por ejemplo.

 

6-Utiliza citas

De la misma forma que los vídeos no hay manera más fácil de hacer un post que poner una cita. Al igual que los vídeos, son posts fáciles de hacer, concisos y que dan muy bien en buscadores. Además, aunque parezca mentira que frases de personas tan dispares como Leonardo Da Vinci o Bruce Lee tengan encaje en la temática de tu blog, la realidad nunca deja de sorprenderte. Yo he usado citas en varias ocasiones y puedes rastrearlas en esta etiqueta.

 

7-Comenta o traduce otros posts

En condiciones normales, a no ser que seas un genio, muchas de las ideas geniales que verás se les ocurren a otros. Eso es algo normal y no hay que darle mayor importancia, al fin y al cabo te da la oportunidad de comentar esas ideas con un post de tu propia cosecha. Incluso puede servirte para practicar idiomas y traducirlo al castellano, ampliando el radio de alcance del post original a la blogosfera hispanoparlante. Aquí tienes un ejemplo de post comentando y otro de post traduciendo en este blog.

 

8-Procrastina activamente

Si eres procrastinador como yo, juegas con la ventaja de que no eres un vago, sino que simplemente empleas tu tiempo en otras cosas antes de las que tendrías que hacer. Y como estás haciendo cosas, puedes utilizar ese impulso en tu favor. Si cuando tienes que escribir una serie de posts normalmente procrastinarías con una tarea menor como leer un libro o ponerte al día en tu lector RSS, lo que tienes que hacer es poner el escribir posts como tarea procrastinante en vez de procrastinada. Por ejemplo, este mismo post fue terminado con un ojo puesto en el reloj pues era la excusa para no tener que hacer una llamada laboral comprometida que, lógicamente, hice en el penúltimo momento posible.

 

9-Ponte a hacer alguna tarea mecánica

No hay nada que relaje más la mente que hacer algo mecánico que no necesite que pienses. Puedes ponerte a hacer ganchillo o transcribir al ordenador un texto manuscrito, pero el efecto es el mismo: tu subconsciente trabaja y enlaza ideas mientras estás ocupado con otras cosas. Conozco a gente que para conseguir este efecto se pone a planchar, aunque no me atreví a preguntarles si se llevaban la plancha a la oficina.

 

10-Si todo falla, apaga el ordenador

Si ninguna de las ideas anteriores te sirve, lo mejor que puedes hacer es apagar el ordenador y ponerte con otra tarea. No me refiero a que cierres tu procesador de textos para que abras otro programa y hagas otra cosa, sino a que apagues por completo el ordenador y te vayas a dar una vuelta, a poner la lavadora o a tomar un café con los compañeros. En muchos casos, la idea que se te resiste vendrá mientras se apaga el ordenador; y si no lo hace, no hay nada como salir a la calle. No hay mejor fuente de inspiración.

 

Si te gustó este post, compártelo.

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

10 de Diciembre de 2012 a las 10:10 am

4 herramientas para aislarte y evitar el vicio de la procrastinación

4 comentarios

 Procrastinar: (Del lat. procrastinare). 1. tr. Diferir, aplazar.

A todos nos pasa cuando nos ponemos con cualquier tarea. Comenzamos a perder el tiempo, abrimos múltiples pestañas en el navegador, consultamos cualquier página que no tenga que ver con lo que estamos haciendo y aplazamos incesantemente lo que tenemos que hacer. Los cantos de sirena de la web nos llaman sin parar y no podemos resistirnos. ¿Qué habrá de nuevo en Twitter? ¿Me habrán comentado algo en Facebook? Las alertas constantes del correo y las redes sociales son como un toque incesante en el hombro que nos hace girarnos y dejar lo que estamos haciendo. Por eso, te recomendamos cuatro herramientas para aislarte del mundanal ruido y evitar el vicio de la procrastinación.

1.- Ommwriter

Ommwriter es una aplicación fantástica para aislarte totalmente de todas las distracciones de tu ordenador. Simplemente, ejecútala y un paisaje blanco llenará tu pantalla. No hay navegador, no hay barra de notificaciones, no hay nada más que la pantalla en blanco y tú. Yo lo uso cada vez que necesito escribir textos largos y el tiempo apremia. Tanto en casa como en el trabajo, no hay nada mejor para eliminar distracciones que el sonido relajante de las teclas mientras escribes en el Ommwriter.

2.- Write or Die

Con Write or Die, nos encontramos con una filosofía similar pero opuesta a Ommwriter. En lugar de aislarte para que tu mente trabaje, Write or Die te obliga a escribir  y te castiga si te distraes o dejas de teclear. Es una aplicación totalmente configurable, donde puedes marcar tu objetivo en número de palabras, el tiempo y las consecuencias de tu procrastinación. Os invito a que probéis la versión web durante cinco minutos en modo kamikaze con un objetivo modesto, digamos doscientas palabras. Veréis como la estrategia del látigo también funciona para evitar distracciones.

3.- SelfRestraint

Si más que aislarte lo que necesitas es evitar meterte en las redes sociales o navegar sin rumbo por Internet, SelfRestraint es la aplicación que necesitas. Ya no tendrás posibilidad de distraerte mirando el Marca o tus mensajes del Tuenti, porque con un par de pasos, podrás bloquear los sitios de internet que te atraen como una polilla a la llama y que te impiden conseguir tus metas. Te permite también especificar el tiempo del bloqueo, con lo cual puedes plantearte objetivos como “una tarde sin entrar al Facebook”.

4.- Freedom

Pero si realmente quieres aislarte por completo, tienes que utilizar Freedom. Esta aplicación directamente desconecta tu conexión a Internet durante el tiempo que tu fijes, y la única manera de recuperarla es reiniciando el ordenador. Es la herramienta definitiva para eliminar las distracciones en forma de notificaciones, nuevos DM en Twitter o correos entrantes. Separado por completo de la World Wide Web, no tendrás más remedio que dejar de perder el tiempo y ponerte con el trabajo que te hayas marcado.

Espero que estas herramientas, algunas gratuitas, otras de pago, te puedan ser de utilidad para abandonar el vicio de la procrastinación y aprovechar mejor tu limitado tiempo. Y si conoces alguna otra, no dudes en compartirla en los comentarios.

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

17 de Febrero de 2012 a las 8:42 am