EScomunicación

Textos y reflexiones sobre periodismo, tecnología y la relación entre ambos

Archive for the ‘internet’ tag

No nos engañemos, internet es superior a la prensa escrita

1 comentario

Las declaraciones realizadas la semana pasada por Hal Varian, economista jefe de Google, han levantado cierta polémica. Varian apuntó en una conferencia en Italia ocho claves económicas del negocio de la prensa, algunas de ellas quizás muy evidentes, pero que de vez en cuando conviene recordar. Por ejemplo, que la red no es la culpable de que disminuyan las ventas de periódicos, pues este fenómeno comenzó mucho antes de internet; en Estados Unidos, la circulación de la prensa tocó techo en 1972 y desde entonces no ha dejado de descender.

Pero de todas las claves que apuntó Varian, me quedo con esta: Internet es superior a la prensa escrita, sencillamente porque es una mejor forma de distribuir y leer noticias. Para muchos es algo evidente, para otros es una blasfemia, pero el hecho está ahí y no se puede ocultar.

En el lado de los productores de noticias, simplemente no hay comparación entre la prensa escrita y la red: los costes de impresión y distribución suponen más de la mitad de los costes de un periódico, unos costes que un medio nacido en la red no tiene. Para los lectores, las noticias online tienen la ventaja de la actualidad y mayor facilidad de acceso a través de cualquier pantalla del hogar, y gracias al uso de hipervínculos, la lectura de noticias puede ser una experiencia mucho más enriquecedora.

Cualquier argumento que intente hacer prevalecer la prensa escrita frente a internet tiene que girar necesariamente en torno a razones nostálgicas. Quienes hemos entrado en el siglo XXI con unos cuantos añitos hemos vivido una época histórica, la transición de una sociedad analógica a una sociedad digital y siempre recordaremos con cariño ceremonias y rituales como comprar el periódico los domingos y leerlo en familia. Pero eso no debe cegarnos ante la realidad: aquella época ha pasado y ya no va a volver.

Todavía existirán periódicos impresos durante años, quizás algunas décadas, pero serán cada vez más caros y un artículo de lujo, por el que pagarán aquellos que quieran recuperar aquel ritual y revivir la experiencia del periódico en papel. El resto accederá a las noticias a través de cualquiera de sus dispositivos móviles, en cualquier momento o lugar; podrán ser noticias de pago o gratuitas, o puede que una mezcla de las dos. No es nada que no hayamos dicho antes en el blog. El mismo camino que ha seguido la industria de la música o que está comenzando la industria editorial, lo está emprendiendo desde hace años la industria de la prensa escrita.

Esa transición digital de la prensa es un proceso disruptivo en cámara lenta, que lleva ya años en marcha y que se va acelerando conforme pasa el tiempo. Todos los que han vivido en torno al negocio del periodismo escrito van a tener que reconvertirse y adaptarse a esta nueva era. Periodistas, transportistas, kioskeros, imprentas, distribuidores… todos deberán buscar la manera de adaptarse al nuevo escenario en el que, a pesar de todo, sigue habiendo oportunidades, porque todo fin supone un nuevo principio.

 

Si te gustó este post, compártelo.

Publicado por Miguel Angel Alonso Pulido

30 de septiembre de 2013 a las 9:09 pm

Un año con Spundge

Deja tu comentario

 

Hoy 23 de septiembre se cumple un año desde que creé el cuaderno de EScomunicación en Spundge, Periodismo para periodistas y, tras todo este tiempo, he de decir que estoy bastante contento con los resultados.

  • Spundge es una herramienta muy visual y, al contrario que otras como paper.li o scoop.it, el diseño es más limpio y legible, y permite consultar todos los elementos del cuaderno sin necesidad de abandonar la página.
  • Con Spundge puedes incorporar cualquier feed de noticias como fuente para tus cuadernos, lo que te permite utilizarlo como un lector secundario y acceder a esos artículos que leíste y quieres conservar. Además, puedes realizar búsquedas directamente desde Spundge en plataformas como Twitter, Facebook, Youtube, Linkedin, Google+, Flickr, Reddit, Vimeo… con la que la facilidad para encontrar contenidos es máxima.
  • Como archivo o repositorio, es una forma excelente de conservar artículos de interés. En este caso he centrado el cuaderno en periodistas hablando de periodismo: videos, tuits, seminarios y, sobre todo entrevistas a grandes periodistas como Jon Sistiaga, David Carr, Gumersindo Lafuente, Juan Antonio Giner, Enric González o Giles Tremlett.
  • Permite tener tus propios seguidores, pudiendo así llegar a mucha gente a la que igual no podrías alcanzar de otra manera. Y en ese sentido, puedo sentirme orgulloso de que Periodismo sobre periodistas haya conseguido 12 seguidores; no es mucho, pero es una buena cifra primero para una plataforma que aún es minoritaria como Spundge, y segundo para un cuaderno de Spundge en español con contenidos en español.
  • Y con eso enlazo con el principal problema de la plataforma, la cuestión del idioma. Spundge tiene un gran potencial y cubre una necesidad, la gestión de contenidos, en la que compiten varias empresas. Pero tan solo permite trabajar en inglés o francés, algo lógico para una empresa canadiense pero si quieren expandir su alcance, tener más idiomas, especialmente el castellano, sería un plus.

Con todo, si me preguntas si te recomendaría Spundge, te diría que sí sin dudarlo. Es una herramienta fácil de usar, visual, intuitiva, y cuyo potencial para editar y gestionar contenidos es inmenso. Con su plugin para Chrome, cualquier página web es susceptible de ser guardada en un cuaderno y su capacidad para importar feeds y buscar contenidos en las principales plataformas la hacen aún más versátil. Si Spundge diera el paso y se localizara al castellano, sería prácticamente perfecta, pero habrá que esperar de momento.

Spundge es una plataforma que puede ser algo grande; ojalá lo consiga y desde aquí apostamos por ella con Periodismo sobre periodistas.

Si te gustó este post, compártelo.

 

Publicado por Miguel Angel Alonso Pulido

23 de septiembre de 2013 a las 9:09 am

Cómo organizar y gestionar tus fuentes de información

4 comentarios

 

Es bien sabido por todos los lectores del blog que nos encontramos en la era de la sobreabundancia de información, por lo que es una cuestión vital saber cómo organizar y gestionar tus fuentes de información. Lo que antes de internet se podía conseguir conservando recortes de periódico o fotocopias, ahora se convierte en una tarea mucho más exigente; decenas o cientos de blogs, columnas de opinión, artículos, tuits, infografías, archivos de audio y vídeo… Consumimos muchos contenidos a lo largo del tiempo y es necesario disponer de herramientas para poder archivar, organizar, compartir y recuperar esos contenidos cuando sea necesario. Para un periodista, es una labor incluso más crítica, pues debe poder acceder a toda la información de su archivo de forma rápida y sencilla; no es algo que podamos confiar exclusivamente a nuestra memoria.

No es la primera vez que hablo de este asunto. Hace algo más de un año, hablaba de mi dieta informativa y unos meses después de ese post,  de algunas herramientas para procesar, compartir y archivar información; desde entonces he ido perfeccionando el método y creo que ya está lo bastante maduro para poder hablar de ello en el blog.

Recibir y clasificar la información

El primer paso es elegir una buena plataforma para en la que unificar tus fuentes y tus lecturas. Yo he apostado por Feedly, que se ha convertido en el heredero más aventajado del Google Reader. A través de Feedly recibo las actualizaciones de más de 70 fuentes diferentes de comunicación y tecnología, que puedo consultar desde mi smartphone, la tablet o cualquier PC con conexión a internet. He terminado tan a gusto con Feedly que incluso me he suscrito al servicio Premium, que por poco más de 35 euros al año me permite buscar entre los feeds archivados y se integra con Evernote, como explicaré más adelante. Además de Feedly, Twitter es la otra gran herramienta con la que accedo a la información. Con más de 175 cuentas seguidas y subiendo poco a poco, mi timeline está salpicada de grandes y pequeñas historias, e intento consultar Twitter tan a menudo como puedo. Y por supuesto, sigue quedando el descubrimiento a través de recomendaciones de los amigos en redes sociales o la navegación sin rumbo en la que acabas llegando a textos interesantes.

En cualquiera de los casos, es necesaria una manera de poder guardar y recopilar aquello que me interese conservar y Evernote se ha convertido en la aplicación de referencia donde archivo todo lo que leo y considero que puede ser de interés. He creado una estructura de libretas en las que dentro de la carpeta de tareas, incluyo tres libretas con las tres acciones más comunes cuando encuentro un texto de interés: Para leer significa que merece una segunda lectura más atenta, pues puede ser materia para un post; y las carpetas Para Hootsuite y Para Spundge donde mando aquellas entradas que quiero compartir en el futuro. Como a Evernote también puedo acceder desde cualquier dispositivo, puedo consultar todas esas notas cada vez que tengo un momento libre.

Compartir y archivar la información

El siguiente paso es compartir esa información que he considerado de interés. Para eso, sigo usando Hootsuite, que me permite con apenas dos o tres clics, programar contenidos y enlaces que considere interesantes para los seguidores del blog en redes sociales. Durante estos primeros días de septiembre aún no he comenzado a compartir enlaces, pero a partir de esta semana retomaré el hábito así que si quieres recibir contenidos de calidad, no dudes en seguirme en Twitter o Facebook.

Además de Hootsuite, también continúo usando Spundge, en la que mantengo el cuaderno Periodismo sobre periodistas, con una recopilación de entrevistas, vídeos y tuits en los que los periodistas son los protagonistas. Lo que me gusta de Spundge es su facilidad a la hora de añadir contenidos al cuaderno y que es muy visual, como puedes comprobar en la captura que acompaña este post. Pienso que aún quedan cosas por mejorar en la plataforma, como el tema de los idiomas, pero creo que tiene mucho futuro para crear este tipo de archivos visuales, que es la idea detrás de Periodismo sobre periodistas: mantener un archivo continuado de enlaces en los que poder leer y escuchar a periodistas hablando sobre periodismo.

Esa función, la de archivo, no solo la realizo a traves de Spundge; tanto Evernote como el propio Feedly me sirven como archivo para todo aquello que quiero conservar. Gracias a la función de búsqueda del Feedly premium y a la potente búsqueda en las notas de Evernote, estoy seguro de que podré encontrar cualquier cosa aunque hayan pasado meses o años… siempre que lo haya archivado correctamente, claro. Además de eso, Scrivener sigue siendo la herramienta donde escribo cada post y el repositorio en el que puedo encontrar rápidamente una cita de Pepe Cervera sobre la que escribí hace dos años o lo que publiqué en junio sobre el futuro del periodismo. Algo esencial para no repetir temas innecesariamente en el blog.

Con todas estas herramientas puedo decir que me mantengo informado y que controlo todo lo que leo, clasificando, compartiendo y archivando la información. Espero que te haya sido de ayuda y si conoces alguna otra herramienta que pueda ser útil para organizar y gestionar tus fuentes de información, no dudes en compartirla en los comentarios.

Si te gustó este post, compártelo.

 

La crisis de la prensa escrita en once apuntes

3 comentarios

Redacciones vacías ¿el futuro de los periódicos?

 

  • El siglo XXI nació con una industria muy poderosa y respetada, la de la prensa escrita, que tenía más de cien años de experiencia en crear periódicos y revistas. Es un arte tan perfeccionado y estudiado que los beneficios son inmensos, tanto económicamente como en reputación.
  • Los avances tecnológicos cambian poco a poco la forma en que los lectores consumen información. En poco más de de una década, nos hemos convertido en una sociedad hiperconectada con sobreabundancia de información, mientras que la industria de la prensa sigue trabajando exactamente igual a hace 20 años.
  • La prensa escrita intenta entrar en internet y volcar sus contenidos. Es un mundo nuevo y extraño en el que no sabe manejarse y se nota. Solo con el tiempo va cogiéndole el tranquillo y comienza a experimentar con formas de pago, pero sin agobios, pues sus mayores ingresos están en algo tan seguro como es la publicidad en papel.
  • La crisis económica mundial rompe todas las reglas y castiga duramente las economías de medio mundo. La clase media es una de las más perjudicadas y en España el paro llega a cifras nunca antes vistas. En estas circunstancias, el periódico ya no es una prioridad en los hogares.
  • Las visitas en internet crecen. Los nuevos smartphones con conexión a la red hacen que muchos los usen para informarse. Las redes sociales se convierten en un agregador que a veces es más poderoso que Google a la hora de llevar tráfico. La industria de la prensa empieza a prestar más atención a la red, aprendiendo conceptos como viralidad, botones sociales, métricas o SEO. 
  • La crisis económica hace que las empresas ya no puedan anunciarse como antes. Los ingresos por publicidad caen en picado en la prensa escrita y los directivos de las grandes empresas de medios ven como los beneficios desaparecen y se transforman en pérdidas millonarias.
  • Espoleados por las cuentas de resultados, periódicos y revistas buscan formas de equilibrar los balances. Acometen jubilaciones anticipadas, recortes de plantilla y expedientes de regulación de empleo. Optimizan procesos y unifican redacciones para disminuir los gastos. Los periodistas se convierten en uno de los colectivos más afectados por la crisis.
  • Los ingresos publicitarios en la red aumentan, pero no son suficientes para cubrir la sangría del papel. Se experimenta con nuevos formatos para su visión en tablets y smartphones, se buscan nuevas formas de ingreso cobrando por hemeroteca, por noticias destacadas o por acceso puntual. Se hacen ofertas por captar lectores, en una suerte de zoco marroquí parecido a lo que fue el kiosko hace unos años, con la explosión de coleccionables y promociones en los periódicos.
  • Nada de eso consigue equilibrar las cuentas de resultados. La prensa escrita y la profesión periodística claman por ayudas estatales y buscan convencer a su antigua audiencia de que deben pagar por las noticias. La audiencia está cambiando y ya no es la misma que hace una década. No quiere pagar por noticias que puede encontrar gratis en otros lados.
  • Muchos de los periodistas que han sido despedidos de diarios y revistas montan nuevos medios nacidos y enfocados a la red. Se produce un baby boom de medios de comunicación en la red, desde los más grandes y ambiciosos hasta los más modestos y locales. Todos ellos se caracterizan por estructuras más ligeras y ágiles, y por buscar nuevas formas de ingreso más allá de la publicidad.
  • Ahora entramos en el sexto año de crisis y la situación no ha cambiado para la prensa escrita. La antaño poderosa industria se ha convertido en una patata caliente que ninguna gran empresa quiere comprar y periódicos ilustres son vendidos a precio de saldo. Los nuevos medios en internet todavía no se han convertido en referentes como lo es aún la prensa escrita y nadie parece saber qué hacer para enderezar el rumbo. Lo único seguro es que todo ha cambiado y la prensa escrita nunca volverá a ser lo que fue.

Si te gustó este post, compártelo.

 

Publicado por Miguel Angel Alonso Pulido

6 de septiembre de 2013 a las 9:09 am

Todo es información [Infografía]

Deja tu comentario

Hace un par de años, publiqué una infografía en la que hablaba de la era del zettabyte. Hoy, os ofrezco esta otra infografía, en la que, comparando todo tipo de objetos virtuales, reales, digitales y analógicos, subimos un nivel más y llegamos ya hasta los yottabytes, porque todo puede traducirse en información. No es de extrañar que hablásemos de espacio infinito el otro día. Espero que os guste.

 

Si te gustó este post, compártelo.

Publicado por Miguel Angel Alonso Pulido

19 de julio de 2013 a las 9:09 pm

Once claves sobre el consumo de noticias en España

Deja tu comentario

Digital News Report 2013

Después de haberme leído el Digital News Report elaborado por el Reuters Institute for the Study of Journalism, he aquí las que me parecen las once claves más importantes sobre el consumo de noticias en España. Cuando hable de cifras, me referiré siempre a los datos de España.

 

  • La información es cada vez más móvil y multiplataforma y hay una demanda creciente por parte de la audiencia para consumir noticias, en cualquier aparato y formato y a cualquier hora del día.
  • Esta demanda creciente se debe a que, a medida que el público adquiere más dispositivos móviles, consume más noticias y accede a las mismas más veces a lo largo del día.
  • La multiplataforma no es solo digital. Los usuarios siguen consumiendo noticias en prensa, radio y televisión.
  • El estudio divide a la audiencia entre los amantes de las noticias, los que se informan diariamente y los consumidores casuales. Solo un 17% de los encuestados se definió como amante de las noticias, el porcentaje más bajo de los países encuestados junto con Francia.
  • Un 19% del público accede a las noticias solo o mayoritariamente online, frente al 42% que accede solo o en su mayor parte de forma “tradicional”; un 38% declara combinar ambos métodos.
  • El 41% de aquellos que consumen noticias combinando online y offline declara que la red es su principal fuente de información, seguido de la televisión, con un 33%. Prensa (15%) y radio (9%) quedan en un segundo plano.
  • El 31% de los encuestados aseguró preferir las noticias que coincidieran con sus puntos de vista, frente al 11% que prefiere que sean contrarias. En otras palabras, casi 3 de cada 10 españoles prefiere noticias acordes a su ideología y solo 1 de cada 10 las quiere del signo contrario.
  • Un 17% de los consumidores de noticias no pone trabas a pagar por las noticias en el futuro, y ese porcentaje sube al 24% entre los amantes de las noticias.
  • Dentro de las noticias online, un 81% de los encuestados visita medios de comunicación en la red, un 32% usa agregadores de noticias y un 44% blogs y redes sociales (la suma es mayor de 100 porque no son opciones excluyentes).
  • Una gran mayoría de los españoles, un 81%, prefiere acceder a las noticias a través de los medios que conoce y en los que confía, y sube al 87% en el caso de los amantes de las noticias.
  • Las redes sociales y los buscadores, con un 45% y un 40% respectivamente, son los medios por los que más se accede a las noticias en la red.

 

Puedes descargarte Digital News Report 2013 en este enlace o en la biblioteca virtual de EScomunicación.
 

Si te gustó este post, compártelo.

Publicado por Miguel Angel Alonso Pulido

12 de julio de 2013 a las 9:09 am

La prensa y los intermediarios en internet

Deja tu comentario

intermediarios en internet

Ayer leí este post de Ricardo Galli sobre el mito de los intermediarios en internet. En resumen, Galli expone que internet no ha eliminado los intermediarios, todo lo contrario; se han multiplicado los intermediarios, desde buscadores y tiendas online hasta redes sociales o reservas de viajes. Sin embargo, que haya más intermediarios en internet no implica que la comunicación sea más lenta. Esa intermediación múltiple hace posible una comunicación más eficiente y en tiempo real, aumentando la complejidad de nuestra sociedad, y eso conlleva que hagan falta más elementos que permitan la comunicación entre personas y entidades diversas y localizadas. “En cualquier sistema, mayor complejidad exige una mayor número de elementos de comunicación, procesamiento y control”, resume Galli.

Ese texto me ha llevado a reflexionar sobre cómo puede aplicarse esa teoría al ámbito de los medios de comunicación. No hace tanto, escribí un post sobre por qué desaparecen los intermediarios de la comunicación en el que señalaba que las tecnologías de la información y la comunicación han acortado la distancia entre emisor y receptor, eliminando a los intermediarios del proceso comunicativo. Podríamos entonces deducir que estamos sustituyendo unos intermediarios, los medios de comunicación, por otros, los intermediarios en internet, pero no es tan simple como eso. Los medios de comunicación han sido una industria muy poderosa, centrada en informar al público y vigilar a los distintos poderes de la sociedad, al menos en teoría. Los intermediarios en internet son tantos y tan diversos que no podemos asignarles una característica común, más allá de intermediar, pero esa intermediación sirve para conseguir una comunicación más directa, por paradójico que resulte.

Tomemos por caso el reciente golpe de estado en Egipto. Gracias a las tecnologías de la información y los nuevos intermediarios en internet, hemos podido seguir en tiempo real todo lo que ocurría en El Cairo y no me extrañaría que gente en occidente se haya enterado antes de que el Ejército había depuesto a Mohamed Mursi que algunos ciudadanos egipcios. En cambio, cuando Hosni Mubarak llegó al poder en 1981, la situación fue a la inversa: muchos occidentales ni siquiera se enterarían, frente al pueblo de Egipto al que la noticia llegó con mucha más rapidez.

Por tanto, y en lo que se refiere a los medios de comunicación, el aumento de intermediarios en internet ha hecho que el proceso comunicativo se acelere, porque cada capa de intermediación consigue acelerar el proceso. Podríamos llamarlo una intermediación suave, frente a la intermediación dura, personificada por los antiguos medios de comunicación, que ejercían una labor muy intensa de criba y filtro de la actualidad, ralentizando en muchas ocasiones el proceso. Es por eso que el público tiende a buscar cada vez más su información en aquellos intermediarios suaves, más rápidos y eficientes, dando de lado a los intermediarios duros, más lentos y poco operativos.

La cuestión es si los medios de comunicación podrán pasar de ser intermediarios duros a intermediarios suaves, y pasar de seleccionar y filtrar la actualidad a hacer que la información llegue cuanto antes a quien la demanda. Ahí está el reto para los medios de comunicación del futuro.

 

Si te gustó este post, compártelo.

Publicado por Miguel Angel Alonso Pulido

5 de julio de 2013 a las 9:09 am