EScomunicación

Textos y reflexiones sobre periodismo, tecnología y la relación entre ambos

Archive for the ‘crisis de la prensa’ tag

Sobre el cierre de la Ràdio Televisió Valenciana

4 comentarios

La decisión de la Generalitat valenciana de cerrar la Ràdio Televisió Valenciana (RTVV, también conocida como Canal 9) es una muy mala noticia para todos. RTVV es una de las cadenas autonómicas de televisión más antiguas y al igual que el resto de medios de comunicación, había sido golpeada muy duramente por la crisis, con una deuda descomunal de 1.200 millones de euros, por la que se tuvo que acometer un Expediente de Regulación de Empleo que afectó a cerca de mil trabajadores de la cadena. El fallo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana que declaraba nulo ese ERE ha motivado la drástica decisión del Gobierno valenciano, que afirma que no puede hacer frente a los gastos de readmitir a todos esos trabajadores.

Así pues, la caída de la RTVV se debe a su gran déficit, que ha sido causado por una mala gestión desde hace muchos años. Solo así se puede entender que una televisión autonómica haya tenido a más trabajadores en plantilla que muchas cadenas nacionales, incluso en su conjunto. Pero también hay que ser realistas y decir que ningún sindicato o asociación de periodistas había denunciado esos excesos en la contratación. Mientras ha habido dinero público para mantener una estructura inflada, nadie se quejó y ahora que ya no lo hay, es cuando llegan las protestas. Con esto quiero decir que todos tienen parte de culpa, aunque la mayor parte recae sobre los gestores políticos de RTVV, que han usado la cadena a su antojo.

Y es que en España, los medios de comunicación públicos tienen un problema muy grande, que es su subordinación completa al poder político. Como explica Lluís Bassets en El último que apague la luz, el modelo de televisión gubernamental controlada por el partido de turno en el Ejecutivo se ha reproducido de forma clónica en las autonomías, incluso a la hora de fabricar déficit público, como muestra el caso de RTVV que puede extrapolarse al resto de televisiones autonómicas. Tenemos así una línea continuista y de supeditación al poder político por parte de las televisiones públicas que viene desde el viejo aparato del monopolio televisivo franquista. Más de treinta años después de la transición, nada ha cambiado.

Prácticas como las que detalla la periodista de RTVV hacen que sueños como conseguir una televisión pública en España del nivel de la BBC sean solamente eso, sueños prácticamente imposibles de realizar. Lo peor es que todos perdemos, aunque no vivamos en la Comunidad Valenciana. Pierden los ciudadanos, que van a tener una menor oferta informativa, pierden los periodistas, porque cada cierre de un medio de comunicación empobrece a la profesión en su conjunto y, sobre todo, pierden los trabajadores de RTVV. Son los principales afectados y a los que no podemos dejar de tener presente, aquellos que simplemente han intentado hacer su trabajo lo mejor posible y que de un día para otro se van a encontrar en la calle. Es por ellos por quienes más lo siento, y deseo que se pueda encontrar algún tipo de solución, aunque lo veo difícil.

Ojalá pudiéramos tener en nuestro país una cadena pública tan siquiera la mitad de buena que la BBC; lo más triste es que no es por falta de medios o calidad en los periodistas españoles, sino por que, sencillamente, no hay en España una cultura de la televisión pública. Si la hubiera, no ocurrirían cosas como el cierre de la RTVV.

 

Si te gustó este post, compártelo.

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

6 de noviembre de 2013 a las 9:09 pm

La crisis de la prensa no ha hecho más que comenzar

1 comentario

La crisis de la prensa es algo en lo que todos los estudios sobre el futuro del periodismo están de acuerdo y hemos hablado muchas veces de ella en el blog. Pero todavía hay quien parece creer que podemos volver a la edad dorada de 2007 y que con pequeños ajustes se pueden mantener los periódicos tal y como los conocemos hoy. Por eso, artículos como este de Joshua Benton en Niemanlab son tan necesarios para abrir los ojos a todos. Fijaos en la siguiente diapositiva.

Forma parte del estudio de Mary Meeker sobre tendencias en internet publicado en 2012, uno de los más prestigiosos de Estados Unidos, en el que hay algunos aspectos que nos muestran que la crisis de la prensa no ha tocado fondo. En la diapositiva anterior, se ve la relación entre el porcentaje de tiempo de uso de los medios y el gasto de publicidad. Vemos por ejemplo que la televisión tiene un tiempo de uso del 43% y un 42% del gasto de publicidad. No hay ninguna ley que diga que el dinero invertido en publicidad es directamente proporcional al tiempo de uso, pero creo que podemos asumir que es una hipótesis muy válida. En cuanto examinamos los datos de los periódicos vemos que son absolutamente desproporcionados: un 25% del gasto publicitario para un 7% del tiempo de uso. Y los dispositivos móviles están en el otro extremo: mucha atención (10%) y poco dinero para publicidad (1%).

Por tanto, si pensamos que la inversión publicitaria tenderá, lógicamente, a igualarse o aproximarse al tiempo de uso, hay dos conclusiones muy sencillas. Una, que el futuro pinta muy mal para los medios impresos, y dos, que periódicos y revistas harían bien en esforzarse en buscar maneras de hacer rentables los dispositivos móviles. ¿Pero qué ocurre cuando comparamos con la diapositiva del estudio de 2013?

Los dispositivos móviles suben dos puntos en tiempo de uso y otro tanto en inversión publicitaria, pasando de 1.600 millones de dólares a 4.000 millones en un año. Y si hacemos caso a nuestra hipótesis, tiene mucho margen para seguir creciendo. Pero en los medios impresos, la situación es bien diferente: bajan un punto en porcentaje de uso y dos en inversión publicitaria. La crisis de la prensa sigue golpeando duro y lo peor es que aún hay mucho margen. Es cierto que estos son datos referidos a Estados Unidos, pero la tendencia puede extrapolarse al resto del mundo.

Así que cuando alguien os diga que hablar de la desaparición de la prensa escrita es una exageración, recordad estas diapositivas y la hipótesis que hemos estado manejando. Aún queda mucho para que la inversión publicitaria se equilibre con respecto al tiempo de uso. La crisis de la prensa no ha hecho más que comenzar.

 

Si te gustó este post, compártelo.

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

31 de mayo de 2013 a las 9:09 am