EScomunicación

Textos y reflexiones sobre periodismo, tecnología y la relación entre ambos

¿Por qué debemos seguir fiándonos de El País?

Deja tu comentario

 

Durante muchos años, El País ha sido el diario de referencia en España. No sólo era el diario más vendido, sino el más prestigioso y riguroso en sus informaciones. Por desgracia, ya no es así. El ERE que hicieron el año pasado, del que ya hablé aquí, hizo mucho daño entre sus lectores, que vieron a su periódico poner los criterios empresariales por encima de los periodísticos. Pero la puntilla ha sido el fiasco de la foto de Hugo Chávez.

 

Hoy jueves 24 de enero, día del periodista para más inri, El País publicó en su primera edición una supuesta fotografía de Hugo Chávez entubado. Al poco de sacar la edición y publicarla en su página web, las redes sociales se llenaron de comentarios sobre la autenticidad de la fotografía  Al poco tiempo, el diario retiró la fotografía de su página web y anunció que paralizaba la distribución de su edición impresa. La foto era falsa y se la habían colado al que hasta hace poco era el mejor diario de España.

 

Los costes económicos de sacar una nueva edición del periódico se pueden medir, hay quien dice que son 300.000 euros. Pero lo que no se puede medir es el coste en reputación que supone para el diario del grupo Prisa. ¿Qué controles hubo en esa foto? ¿Cuántas personas dieron su visto bueno a una imagen que resultó ser falsa? ¿Qué es lo que ha fallado y por qué los lectores debemos seguir fiándonos de El País?

 

Lo que más duele es que seguro que no ha sido culpa de la plantilla del diario, compuesta por grandes profesionales que saben lo que es el periodismo, sino de una dirección que buscaba un impacto fácil para intentar no perder terreno ante las continuas exclusivas desveladas por su competidor El Mundo. Y en vez de dejar a sus trabajadores hacer lo que mejor saben hacer, que es periodismo, la dirección recurre al sensacionalismo fácil cayendo en errores de novatos. Para El País, ahora queda una larga cuesta arriba para recuperar la confianza de sus lectores y el prestigio que han perdido en una maniobra absurda.

 

Si te gustó este post, compártelo.

Publicado por

24 de enero de 2013 a las 6:18 pm