EScomunicación

Textos y reflexiones sobre periodismo, tecnología y la relación entre ambos

Archive for Junio, 2011

Periodistas y redes sociales

Deja tu comentario

En EScomunicación ya hemos hablado en varias ocasiones de las redes sociales y la importancia que tienen para los medios de comunicación y para los periodistas, y las propias redes van siendo conscientes del importante papel que tienen los profesionales de la comunicación como early adopters y evangelizadores. De ahí que las dos redes más importantes, Facebook y Twitter, hayan puesto en marcha iniciativas especialmente dedicadas a los periodistas.

Facebook+journalists

La primera que lo hizo fue Facebook, que a principios de abril puso en marcha su página de recursos para periodistas, Facebook+Journalists, que se ha convertido poco a poco en un depósito de recursos y guías y un punto de encuentro para periodistas de todo el planeta. Aproximándose ya a los 700 millones de usuarios, Facebook es una herramienta inestimable para buscar fuentes (Cuando el terremoto de Japón, muchos españoles en las islas niponas fueron localizados por los medios españoles mediante las redes sociales), difundir las noticias, hacer crecer tu audiencia e interactuar con ella. A pesar de las desventajas que supone el trabajar bajo una plataforma ajena como es Facebook, ningún medio puede permitirse ignorarla y los medios españoles, con más de 15 millones de usuarios en España, menos.

Twitter for newsrooms

En el caso de Twitter, la compañía del pájaro azul acaba de sacar adelante Twitter for Newsrooms, un minisite dentro de su web que pretende ser una guía para periodistas de todo el mundo, donde puedan encontrar trucos y consejos para sacar el máximo partido a la plataforma de microblogging. Con cuatro apartados diferenciados sobre cómo informar, cómo involucrar a la audiencia, como publicar las noticias y otro con contenidos extra, Twitter quiere ofrecer una guía para todos los periodistas que están entrando masivamente en su plataforma, contribuyendo a que sea la red social con más crecimiento en la actualidad.

Pero no sólo las redes sociales más mainstream están prestando atención a los periodistas, es que ya existen redes sociales específicas para periodistas, como Periodistas por el mundo. Todavía joven, esta red es el mejor ejemplo de que a los periodistas, al igual que todos los seres humanos, también nos gusta hacer grupo.

Periodistas por el mundo

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

28 de Junio de 2011 a las 1:18 pm

El futuro de los libros es digital

1 comentario

Kindle DX

Cuanto más pasa el tiempo, más puedo decir que el Kindle DX que compré en septiembre es la mejor compra tecnológica que he hecho con diferencia. En su momento ya lo dije, el futuro de los libros pasa por los lectores electrónicos como el Kindle y, en mayor o menor medida, también por las tablets, pero son dispositivos totalmente diferentes y con usos muy distintos. Para leer no hay nada como la experiencia de una pantalla de tinta electrónica, negro sobre blanco, y la duración de su batería simplemente no tiene rival.

No soy tan tecnófilo como algunos amigos míos y, aunque aún compro algunos libros en papel, cada vez son menos, por espacio y por comodidad. Llevar una biblioteca completa bajo el brazo es algo que hay que experimentar para saber lo que significa. Yo uso a diario el transporte público; es el momento que aprovecho siempre para leer y no hay nada mejor que acabar un libro y saber que puedes empezar con otro inmediatamente o estar leyendo dos libros a la vez, algo que antes era imposible viajando en el cercanías o el metro.

Creo que hay mucho miedo y mucho esnobismo en quienes defienden el libro de papel por encima de todas las cosas. Están dando más importancia al continente que al contenido, y se olvidan que todos los que compramos un lector de libros electrónicos lo hacemos porque amamos leer. Lo necesitamos tanto como respirar y estos aparatos son el mejor invento para leer desde la imprenta de Gutemberg. A no ser que estemos hablando de facsímiles, libros de diseño de gran formato o ediciones para bibliófilos, un libro de papel no es ni mejor ni peor que un lector de libros electrónicos.

Tan convencido estoy de las bondades de estos aparatos que me atrevo a predecir que cuando Amazon llegue a España, van a ser una auténtica revolución. Hay muchos modelos ya disponibles en el mercado, pero no hay uniformidad en los formatos ni una tienda electrónica que merezca ser llamada así. En cambio, Amazon ha hecho la jugada perfecta con su Kindle al convertir el lector en extensión de su tienda y permitir la compra desde el mismo dispositivo. Y al final compras, yo no pensaba comprar ninguno y ya he adquirido más de treinta…

Las editoriales españolas deberían ir poniéndose las pilas. Si Amazon España mantiene una política de precios razonable para los ebooks y llega a un acuerdo con alguna operadora para la compra inalámbrica, al igual que en Estados Unidos, el terremoto que puede suponer para editoriales y libreros dejará pequeño a lo que ha pasado con las discográficas.

Al mismo tiempo, puede suponer una revolución para los autores que quieran autopublicarse. En España, tenemos el caso de Fernando Trujillo, un autor desconocido para el gran público, pero que está en los primeros puestos de ventas de libros electrónicos en castellano con sus novelas. Y hace poco, surgió la noticia de John Locke, el primer autor autopublicado en superar el millón de ebooks vendidos en Amazon. Con noticias como esa, uno empieza a pensar en escribir esa novela que lleva dentro, pues ahora puede hacerla llegar a millones de personas con unos pocos clics. Quizas deberías planteartelo...

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

22 de Junio de 2011 a las 9:34 am

La prensa escrita quema las naves: The Guardian y la estrategia digital-first

1 comentario

Creo sinceramente que muchos periódicos españoles tendrían que replantearse su estrategia frente a la caída de los ingresos publicitarios y el descenso de ventas. La solución no está en hacer un nuevo coleccionable o en un expediente de regulación de empleo, todo eso son parches que no solucionan el verdadero problema, que es que un soporte como el papel ya no es rentable en el mercado actual, por sus elevados costes fijos.

Para muchas cabeceras de nuestro país (y de todo el mundo), las ediciones impresas se han convertido en una losa que los impide moverse con la rapidez necesaria para aprovechar las ventajas y las oportunidades que ofrece la red. Sí, la mayor parte de los beneficios provienen de la edición impresa, pero también la mayor parte de los gastos, por los enormes costes fijos que implica un periódico. Por eso, espero que el diario The Guardian triunfe con su nueva estrategia digital-first.

Primero, digital

Esta estrategia es ambiciosa en el sentido de que, al ser el primer gran periódico que decide priorizar su edición digital frente a la impresa, se enfrenta el enorme desafio de todo pionero: probar con los hechos que su apuesta tiene éxito no sólo como concepto sino también económicamente. A su favor, juegan con que siempre han apostado claramente por la red, desde su plataforma Comment is Free hasta la API abierta que han desarrollado para ofrecer su contenido a los desarrolladores.

La apuesta de The Guardian deja claro que no basta con hablar sobre hacerse digital, si no que hay que adoptar un nuevo planteamiento que sea nativo de la red. Por eso, a partir de ahora dedicarán sus recursos a la red antes que al papel, una jugada motivada en parte por necesidades económicas. La edición impresa de The Guardian podría quedarse sin liquidez en un plazo de tres a cinco años si el mercado no cambia, y aunque la compañía no está en pérdidas, han optado por innovar y arriesgar, en vez de esperar a que la crisis ocurra.

Todos los diarios del mundo estarán pendientes del resultado de esta jugada, que puede marcar el punto de inflexión en el negocio de los periódicos. Tan sólo tienen que conseguir que todas las oportunidades que ofrece la red produzcan suficientes ingresos para compensar el declive de la prensa escrita. Deben tener fe en ello, ya que han dicho que esperan doblar sus ingresos online en cinco años. Veremos si esta empresa triunfa, pero lo que es seguro es que hay que darles todo el mérito de los pioneros por dar un paso adelante en su futuro digital, algo para lo que muy pocos medios han tenido el coraje o la visión hasta ahora.

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

17 de Junio de 2011 a las 12:07 pm

La máquina de copiar jamones

Deja tu comentario

Es bien cierto que la parodia es el mejor modo de sacar a relucir la verdad y nada mejor que cortos tan geniales como éste para comprender la verdad sobre los fósiles de la industria del entretenimiento…

La máquina de copiar jamones

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

14 de Junio de 2011 a las 11:54 am

Lecturas 2.0 esenciales: Here comes everybody, de Clay Shirky

1 comentario

Me extraña que no hayan editado todavía en español a Clay Shirky. Hace tiempo, puse una de sus charlas en TED en el blog, porque me pareció un extraordinario resumen de por qué el poder está volviendo al pueblo. Así que sólo era cuestión de tiempo que me animara a comprar en Amazon el primero de sus libros, Here comes everybody: How change happens when people comes together, que no me ha defraudado en absoluto. Es por eso que el libro de Shirky se convierte en la segunda de nuestras lecturas 2.0 esenciales.

Haz clic para acceder a la versión en inglés para Kindle. No hay versión en castellano

Los seres humanos son criaturas sociales. No ocasionalmente o en circunstancias concretas, somos sociales siempre, es una de nuestras características fundamentales y se muestra en prácticamente todas los aspectos de nuestra vida como causa y efecto de nuestras acciones. Formamos grupos para hacer frente a las más diversas tareas y esa capacidad nos permite realizar trabajos mucho más complejos y mayores de lo que podríamos en solitario. Dado que la sociabilidad y la formación de grupos son esenciales para los seres humanos, cualquier cosa que cambie la forma en que funcionan y se forman los grupos tendrá consecuencias profundas para todo, desde el comercio al gobierno, pasando por la religión y los medios de comunicación.

Esa es la idea central de Shirky y que se ve ejemplificada en su título, Aquí llega todo el mundo. La formación de grupos de personas se ha hecho mucho más fácil gracias a internet. En términos económicos, los costes de crear un grupo o unirse a uno ya existente se han colapsado en la última década, llegando prácticamente a cero, haciendo que hoy podamos compartir, cooperar y emprender acciones colectivas fuera de las instituciones y organizaciones tradicionales mejor que nunca. Las barreras que había a las acciones en grupo han desaparecido y, sin esas barreras, somos libres para explorar nuevos modos de reunirse y hacer cosas.

En otras palabras, hasta hoy la alternativa a la acción institucional (entendiendo por institución las organizaciones capaces de manejar acciones colectivas) era la inacción. Hoy, con la red social hay una tercera posibilidad: acciones por parte de grupos poco estructurados que actúan sin dirección y sin la motivación del beneficio. No es casualidad que las revueltas del mundo árabe o el movimiento del #15m hayan surgido ahora, en el momento que la dificultad de formar grupos ha pasado de ser un gran impedimento a una mera formalidad.

Para los periodistas, Shirky dedica un capítulo completo a la situación de los medios de comunicación. La facilidad para formar grupos elimina los obstáculos que existían para la expresión pública, y con ello los cuellos de botella de los medios de comunicación de masas. El resultado es la amateurización masiva de esfuerzos antes reservados a los profesionales de los medios, ante lo cual la profesión está ahora mismo en un debate sobre qué es periodismo y quién es periodista (y que analizaré en un próximo post).

El cambio es brutal para los medios de comunicación. De la misma forma que no es necesario ser un conductor profesional para conducir, ya no es necesario pertenecer a una organización periodística para publicar noticias. No es una transición de un modelo de organización que ofrece noticias a otro. Es un cambio en la definición de lo que se considera noticia, de la noticia como prerrogativa de las instituciones periodísticas a la noticia como parte de un ecosistema comunicativo, habitado por una mezcla de organizaciones formales, colectivos informales e individuos.

Here comes everybody es una pequeña joya sobre la revolución que está viviendo nuestra sociedad gracias a los avances tecnológicos de la llamada era de la información que, repito, no comprendo cómo no está disponible en castellano. Y para acabar, una cita del libro que creo lo resume a la perfección:

Nuestras herramientas sociales no son una mejora de nuestra sociedad moderna; son un desafío a la misma. Las nuevas tecnologías hacen que sean posibles cosas nuevas o, dicho de otra forma, cuando aparecen nuevas tecnologías, cosas que antes eran imposibles comienzan a suceder. Si suficientes de esas cosas imposibles son importantes y ocurren de golpe, y rápidamente, el cambio se convierte en revolución.

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

9 de Junio de 2011 a las 1:24 pm

El futuro del periodismo está lleno de oportunidades

Deja tu comentario

Un factor importante en el futuro del periodismo es la situación de los medios de comunicación, que están dejando de ser las máquinas de hacer dinero que fueron antaño. La multiplicación de la oferta ha hecho que las audiencias se reduzcan, y ahí tenemos el ejemplo de El País, el diario más vendido de España, pero que nunca recuperará los 400.000 ejemplares de venta al quiosco que tenía cuando yo estudiaba en la facultad – según la OJD de abril de 2011, El País tiene 227.470 ejemplares de venta en kioscos -, y esto mismo ocurre en radio y televisión.

La audiencia se fragmenta y la publicidad desciende, tanto por el descenso de espectadores/lectores/oyentes como por la crisis económica. Los ingresos que genera la presencia del medio en internet no compensan las pérdidas que se producen offline y, finalmente, el medio incurre en pérdidas. Aunque hay posibilidades para evitar lo peor, muchos se van a la solución fácil: despedir a sus redactores mayores y más experimentados y suplirlos con recién licenciados que cobran la mitad. Las razones empresariales superan a las razones periodísticas.

Ciertamente, el panorama no es nada prometedor, pero creo que hay sitio para la esperanza. En las empresas grandes, todos deben asumir que se gana menos y que se cobra menos, pero todos, desde el director hasta el último conserje. Aunque la publicidad se recupere, la audiencia no va a volver mágicamente. Y para las empresas pequeñas, gracias a los avances tecnológicos, poner en marcha un medio cuesta hoy una fracción de lo que solía y el umbral de rentabilidad es mucho más bajo.

Creo que en el futuro vamos a asistir a un cambio de modelo, en el que el periodista freelance va a ser mucho más habitual. Puedo imaginar fácilmente a pequeñas empresas con 3 ó 4 periodistas que pueden, o no, provenir de los medios convencionales, donde se han formado y conseguido su red de contactos. Aprovechan ese bagaje para seguir ejerciendo su profesión de manera independiente y cuentan con la baza de la marca personal que ellos mismos se han creado. De esta forma, ellos mismos buscan la noticia y la elaboran para después presentarla directamente al público o entregársela a la gran cabecera que los ha contratado. Sus ingresos vienen de esos encargos y, también, de la publicidad que consigan en las noticias que produzcan para el público.

No es una idea tan descabellada, al fin y al cabo toda crisis es una oportunidad, y si hay algo seguro es que la sociedad seguirá demandando contenidos y los periodistas somos los proveedores de contenidos por excelencia, así que nuestro futuro está lleno de oportunidades.

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

2 de Junio de 2011 a las 12:18 pm