EScomunicación

Textos y reflexiones sobre periodismo, tecnología y la relación entre ambos

Archive for mayo, 2011

Los internautas ya no existen, siempre fueron personas

Deja tu comentario

Cuando el debate sobre la Ley Sinde estuvo en su apogeo, uno de los argumentos más comunes usados por los defensores de la misma era qué quiénes eran las asociaciones de internautas para hablar en su nombre, que ellos eran tan internautas como el que más. Este argumento degeneraba rápidamente en acusaciones a estas asociaciones de oscurantismo, ansía de poder o afan de protagonismo, cualquier cosa con tal de defender una ley inútil desde su concepción.

Esta discusión sobre quién es internauta ha sido superada ya, en mi opinión, desde el momento en que el número global supera los dos mil millones y aquí en España internet ha alcanzado una penetración del 63 por ciento. Los internautas ya no existen, ahora somos, y siempre fuimos, personas que coincidía que teníamos acceso a internet, y desde el momento en que esa característica ha dejado de ser un lujo para convertirse en algo tan ubicuo y normalizado como tener carnet de conducir, la etiqueta de internauta ha perdido todo su sentido.

La metáfora del carnet de conducir es muy apropiada. ¿Cuántos de vosotros os presentáis como conductores? Exceptuando a los que lo hagan de manera profesional o pertenezcan a alguna asociación, apuesto a que ninguno lo hace. En el caso de los internautas, es lo mismo. No conozco a internautas profesionales, pero hay gente que vive de la red y no es nada extraño tampoco que el presidente de la asociación de internautas se presente como tal, pero yo no puedo presentarme como internauta, y seguro que tú tampoco.

No es que tengamos una vida offline más rica que la online o viceversa, es que esos supuestos ya no tienen sentido. Los que hemos vivido la introducción de internet desde el principio recordamos el concepto de ciberespacio, hecho famoso por las novelas cyberpunk o películas como Matrix o El cortador de Cesped. La idea de ciberespacio tenía sentido cuando internet lo usaban cuatro y las relaciones online eran totalmente distintas de las offline, mundos separados por completo. Hoy, eso ya no es así.

Para un veinteañero típico, hay un solapamiento sustancial en sus amistades y relaciones online y offline y, como ha crecido con ese solapamiento, el mismo concepto de ciberespacio le resulta extraño (a no ser que sea fan de la ciencia-ficción). De hecho, lo raro es ya no estar conectado, y de ahí la brecha digital entre generaciones. En lugar del espacio separado que fue en sus comienzos, internet y todo lo que ha traído consigo ha entrado profundamente en nuestra vida cotidiana de formas que sólo ahora podemos empezar a estudiar. Por eso, los internautas han dejado de existir y podemos empezar a vernos como lo que siempre fuimos, personas.

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

31 de mayo de 2011 a las 11:18 am

Del #15m al #22m: 7 ideas sobre los días que han cambiado España

4 comentarios

A pesar de los diferentes orígenes todos colaboraron para que la acampada de Sol fuese un éxito

Seguramente nadie se esperaba (yo desde luego no) que el mes de mayo de 2011 fuese a convertirse en lo que finalmente se ha convertido, un punto histórico de inflexión en el que la sociedad civil ha tomado la calle para protestar contra el poder político. Aunque el movimiento del 15m parece que está perdiendo fuelle, no se puede negar el impacto del mismo dentro y fuera de nuestras fronteras y debe constituir un aviso para navegantes.

A esta movilización histórica hay que unir un resultado no menos histórico en las elecciones municipales y autonómicas, en las que el PP ha conseguido un gran triunfo gracias al descalabro monumental del PSOE en toda España. Este resultado no presagia nada bueno para las generales de 2012 y ahora mismo el Partido Socialista se encuentra en una situación muy delicada, incluso más que en el año 2000. Sin duda alguna, España ha cambiado en estos siete días.

  • Los españoles se han movilizado. Se había criticado mucho la pasividad de la sociedad española pero el 15m ha demostrado que sólo hacía falta un pistoletazo de salida para canalizar todo el descontento. Las redes sociales, como se ha visto en el mundo árabe, han eliminado los obstáculos para crear grupos y coordinar protestas, y han sido un arma fundamental para evitar que la concentración se enfriara y para darla a conocer en todo el mundo.
  • El descontento de los españoles se ha traducido en votos. Si bien el PP ha subido ligeramente y el PSOE se ha desplomado, hay que destacar que ente IU y UPyD (las otras dos formaciones de ámbito nacional) suman casi dos millones de votos, a los que hay que sumar más de medio millón de votos en blanco.  Eso son dos millones y medio de españoles que no están de acuerdo con la política de los grandes partidos (y sin contar con los votos nulos o la abstención).
  • Los medios de comunicación españoles han sido puestos en evidencia. No es sólo que no hicieran caso al movimiento en sus portadas, es que al principio informaron más y mejor los medios extranjeros que los nacionales. Solo cuando #acampadasol empezó a repetirse en todas las ciudades de España se empezó a prestar atención al movimiento como lo que realmente es, un revulsivo para una sociedad adormilada.
  • El PSOE ha sido puesto en evidencia. Si quedaba algún incrédulo en las filas socialistas, ya han visto que las urnas no han perdonado el tijeretazo y deben ir preparándose para un rapapolvo similar en las generales. Y en cuanto a Zapatero, cada vez da más la impresión de que quiere ser un mártir por los españoles, el hombre que hizo las reformas que nadie quería hacer. Lo que pasa es que igual se lleva a su partido por delante.
  • El PP tiene ahora mismo una patata caliente entre las manos.  Ha conseguido un triunfo incontestable pero no por meritos propios, y en las generales de 2012 parece que repetirá. Lo que los españoles se preguntan es si realmente el PP está preparado para enderezar la situación, porque va a heredar un país en quiebra técnica, económica y social. Más vale que lo hagan bien o los rescates de Grecia, Irlanda o Portugal van a ser calderilla comparadas con el nuestro.
  • Que nadie se engañe, el 15m ha sido sólo el principio. La sociedad española ha visto que puede movilizarse y que no necesita a partidos o sindicatos para que la convoquen. Da igual que al movimiento como tal y las acampadas se acaben en días o semanas. La posibilidad de regresar siempre va a estar ahí y lo que se ha vivido esta última semana se repetirá en las generales de 2012, especialmente si los partidos políticos no toman nota.
  • Y que el movimiento del 15m no se engañe tampoco.  Ha tenido más éxito cuanto más generales han sido sus propuestas, pero desde el momento en que vaya al detalle va a perder adeptos, pues muchos de los que han acampado no querrán vincularse con unas propuestas que consideran de un determinado signo ideológico. En los primeras días, el 15m fue una desorganización organizada, si pierde ese carácter se convertirá en otra cosa.

Despues de las elecciones es el momento de reflexionar sobre lo conseguido y estructurarlo hacia el futuro

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

25 de mayo de 2011 a las 12:55 pm

El valor de la información

1 comentario

“La información quiere ser gratuita. Además, la información también quiere ser cara. Quiere ser gratuita porque se ha hecho tan barata de distribuir, copiar y recombinar que ya es demasiado barata para medirla incluso. Quiere ser cara porque puede ser inmensamente valiosa para el receptor. Esa tensión no va a desaparecer… cada nuevo avance incrementa esa tensión, no la disminuye”.

Stewart Brand. The media lab. (Penguin, 1988)

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

19 de mayo de 2011 a las 10:21 am

16 cambios en el negocio del periodismo

4 comentarios

No creo que nadie se atreva a negar esta verdad fundamental: la web ha cambiado para siempre el negocio del periodismo. Nada tiene que ver cómo se hacen y se consumen noticias hoy a cómo se hacía hace tan sólo 10 años. En poco menos de una generación humana, hemos sufrido un cambio radical en los hábitos de consumo informativo y las redes sociales han acelerado ese cambio al permitir a cualquiera compartir fácilmente contenidos de su interés con su círculo de conocidos.

El negocio del periodismo ha cambiado y, por tanto, el periodismo debe cambiar si quiere ser viable en este nuevo escenario ya que, por desgracia, no existen empresas periodísticas sin ánimo de lucro (al menos en nuestro país). Dicho esto, el periodismo tampoco debe alterar su esencia y hay que seguir respetando el código deontológico de la profesión. El cambio que hay que hacer es sobre todo de mentalidad, para perder el miedo al cambio que parece que hay en muchas redacciones.

A este respecto, la Columbia Journalism School ha publicado recientemente un esclarecedor informe sobre estos asuntos, titulado The story so far:  What we know about the business of digital journalism, que puede consultarse aquí y que recomiendo encarecidamente a cualquier persona interesada en el futuro del periodismo. Vamos a examinar alguno de los puntos fundamentales que se citan en el informe, que nos explicarán los cambios que se han producido en el tránsito del periodismo al mundo digital.

El negocio ha cambiado

  • Publicar en internet requiere pensar en tu audiencia de una manera diferente, porque ahora la audiencia dispone de toda la información imaginable. Esa información es casi siempre gratuita, así que la mayor parte de las noticias se han convertido en una commodity, un producto básico por el que nadie pagará precios de artículo de lujo.
  • La audiencia se está desplazando al mundo digital. No es sólo que internet sea ya la primera fuente de información para muchos, especialmente los más jóvenes, es que  supera a la prensa en penetración.
  • La red permite la creación y el cierre de empresas periodísticas en una escala mucho menor. Ya no hacen falta grandes capitales para un proyecto periodístico y el proceso desde que surge la idea hasta que se pone en marcha se ha reducido considerablemente. No todas las empresas pueden hacer periodismo de masas, pero sí periodismo de nichos.
  • Las plataformas digitales extienden la vida del periodismo. Ya lo comentamos aquí, en las fases de la noticia digital. La noticia digital nunca termina de morir y tener un archivo histórico bien organizado y fácilmente navegable es un plus para cualquier medio.

La distribución ha cambiado

  • Con internet, el modelo de agregación que dio tantos beneficios durante tanto tiempo ya no funciona. Nadie lee un periódico completo, pero los periódicos venden publicidad como si todos sus compradores lo hicieran. Ahora, con cada noticia independiente de las demás, las empresas periodísticas ya no pueden hacer eso. La audiencia se atomiza  y los medios pasan de ser el agregador por excelencia a una fuente más para los agregadores propios de la red.
  • Los periodistas pueden encontrar lectores dondequiera que haya internet. Si antes los límites de difusión de un medio eran geográficos, en la práctica ahora no existen. Para las empresas periodisticas, significa que pueden expandir su mercado con costes bajos, pero también significa que la competencia es ahora global.
  • Las plataformas digitales permiten a los medios que sus lectores sean canales de publicidad y distribución. Si bien así los medios pierden el control de la distribución de la noticia, que tantos beneficios les ha dado en los ultimos 100 años,  esta difusión gratuita y viral será el modelo a seguir por quienes quieran triunfar en la red.

La audiencia ha cambiado

  • Las empresas periodísticas lo tienen más fácil para construir nuevas audiencias centradas en temas especializados. La teoría de la larga cola hace que siempre haya alguien interesado en lo que escribes y las audiencias especializadas son muy codiciadas por los anunciantes, pero dividir la audiencia en nichos puede traer nuevos problemas a los medios, que han de competir con otros agentes (blogs, agregadores) en los mismos términos.
  • Ahora, los medios pueden tener información sobre su audiencia en tiempo real. Esas mediciones de la popularidad de los artículos, vídeos o secciones permiten a las empresas periodísticas ajustar su estrategia para maximizar la audiencia y los ingresos publicitarios. Sólo hace falta un estándar común para hacer válidas las audiencias, porque en las mediciones el consenso es más importante que la exactitud.
  • Las plataformas digitales han cambiado la experiencia de usuario en formas que benefician y perjudican a la vez a los medios. Los medios pueden recopilar más datos de su audiencia que nunca, desde localización hasta número de tarjeta de crédito, pero los medios digitales aún no pueden proporcionar la experiencia inmersiva que producen los tradicionales.

La publicidad ha cambiado

  • En las plataformas digitales, a menudo es difícil asegurar que la oferta de publicidad se adecue a la demanda. No siempre se consigue aumentar el número de visitas para poder tener unas tarifas publicitarias beneficiosas o rellenar los anuncios cuando el tráfico en la página alcanza un pico. Esta incertidumbre es la que hace tender a la baja los precios de la publicidad online.
  • La publicidad es ahora digital, aunque no siempre para mejor. Las empresas periodísticas tienen la capacidad para insertar anuncios relevantes para su audiencia y conseguir mejores mediciones, pero para los usuarios, muchos anuncios digitales se han convertido en un incordio, estorbando la experiencia de usuario, con lo que el reto estará en encontrar un modelo de anuncio no intrusivo que satisfaga por igual a anunciantes y audiencias.
  • Las plataformas digitales dan otra forma a los departamentos de publicidad para atraer nuevos clientes y retener a los viejos. Los medios pueden propiciar ventas publicitarias mejores incluyendo el soporte digital en el paquete y al mismo tiempo, atraer a los clientes a nuevas plataformas, aunque esos paquetes hacen luego imposible determinar la rentabilidad de cada uno por separado.

La economía ha cambiado

  • El periodismo digital rompe con el esquema tradicional de costes fijos altos y costes variables bajos. Si antes la inversión inicial para arrancar un medio de comunicación era cuantiosa, ahora  esos costes se han minimizado o incluso eliminado totalmente.
  • Con internet, las empresas periodísticas pueden recortar el valor económico del trabajo periodístico, sobre todo si alientan a los usuarios a producir las noticias y participar en los comentarios. Para los periodistas, éste es uno de los puntos clave, en los que tendrán que demostrar que son mano de obra cualificada.
  • La mayoría de los intentos de hacer pagar a la audiencia por el contenido han sido irregulares, pobremente ejecutados y/o motivados por ideas preconcebidas antes que planteamientos económicos. El reto sigue ahí: ¿cómo convencer a los usuarios de que tienen que pagar por algo que han disfrutado gratis durante quince años?

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

15 de mayo de 2011 a las 9:14 am

Las tiras de EScomunicación (I): Incansable

2 comentarios

¿Qué mejor para el inicio de la campaña electoral que un poco de humor, rescatando una de mis viejas tiras cómicas? Con ella pido también disculpas a los lectores, ya que la campaña de las municipales y autonómicas centrará mi atención laboral durante los próximos quince días, así que no sé si seré capaz de robar algún rato para EScomunicación. Prometo intentarlo, espero tener éxito. Y que gane el “mejor” 😛

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

6 de mayo de 2011 a las 9:34 am

Categorias: Sin categoría

Etiquetas: , , ,

Las 4 fases del ciclo de la noticia digital

2 comentarios

Vivimos en un mundo digital, nos guste o no

La muerte de Osama Bin Laden ha eclipsado todas las demás noticias y ha demostrado el poder de las redes sociales, que dieron la noticia antes que los medios tradicionales. Periodistas21 lo explica mucho mejor que yo, pero es este post de GigaOM el que me ha llevado a reflexionar. ¿Cómo es ahora el ciclo de la noticia en internet? En el siglo pasado teníamos un ciclo típico en el que el medio ofrecía la noticia y posteriormente las reacciones a esa noticia. Este modelo se aceleró a medida que la tecnología permitió que los periodistas procesaran las noticias mejor y más rápidamente, llegando al ciclo de 24 horas, en el que la noticia de hoy es noticia vieja mañana.

Con la llegada de la web social y el fin de la comunicación unidireccional en el periodismo, nos encontramos con que la noticia es digital y su ciclo de vida comienza a dividirse en fases cada vez más diferenciadasGigaOM ofrece siete fases, pero yo creo que podemos reducir las fases del ciclo de la noticia digital a cuatro, que son:

  • Fase 1: Nacimiento. El primer paso en la vida de una noticia digital es cuando surge a la luz, porque alguien hace un tuit, publica un post, recoge una declaración y, según la importancia de la noticia, se propaga más o menos rápidamente de forma viral entre el público. En esta primera fase, las reacciones van desde el entusiasmo desmedido hasta el total escepticismo y su duración depende del tiempo en que la confirmación oficial de la noticia se produzca. Puede darse el caso, incluso, de que esta primera fase no se produzca si el originador de la noticia es una fuente totalmente fiable.
  • Fase 2: Desarrollo. Una vez la noticia recibe una confimación oficial que la ratifica como cierta y los medios se hacen eco, es cuando el público empieza a reaccionar a la misma. La gente comenta la noticia, busca más información al respecto y se generan debates de todo tipo en torno a la misma. También surge el humor en torno a la noticia (por ejemplo, ya existe una cuenta de Twitter del fantasma de Osama), las parodias y los grupos en Facebook. Al mismo tiempo, pueden aparecer iniciativas que busquen sacar provecho de la noticia o incluso negocios en torno a la misma, desde la venta de camisetas hasta cualquier producto imaginable. Las enciclopedias se actualizan y los medios de comunicación se preparan para la siguiente fase.
  • Fase 3: Análisis. Es en esta fase donde los medios de comunicación aportan valor a la noticia digital, realizando el análisis en profundidad de la misma y contextualizándola. En mi opinión, esta será la labor fundamental de los medios en el siglo XXI, ya que su participación ya no es obligatoria, o determinante, ni en el nacimiento ni en el desarrollo de la noticia. La capacidad de reacción de cada medio y la rapidez en ofrecer un análisis completo, profundo y actualizable será lo que determine finalmente su audiencia y sus visitas.
  • Fase 4: Permanencia. El análisis de la noticia por parte de los medios permite que se produzca otra fase de desarrollo, con las reacciones del público al mismo que puede provocar, a su vez, un nuevo análisis (me viene a la mente el ejemplo de #eldeloscuadros). Este ciclo puede repetirse en más ocasiones, dependiendo de la cantidad de público que arrastre esa noticia. Con el tiempo, la noticia generará cada vez menos atención, desplazándose a lo largo de la larga cola del interés del público, sin llegar a desaparecer nunca. Eventualmente, nuevas noticias enlazarán a la noticia antigua, dándole nueva vida en forma de visitas y atención. La noticia digital nunca termina de morir.

Si te gustó este post, compártelo.

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

2 de mayo de 2011 a las 1:17 pm