EScomunicación

Textos y reflexiones sobre periodismo, tecnología y la relación entre ambos

Archive for Abril, 2011

Lecturas 2.0 esenciales: The long tail, de Chris Anderson

9 comentarios

Comienzo con este post una serie de reseñas sobre diferentes libros que considero esenciales para el futuro periodista, cuyos trabajos serán publicados más en soportes digitales que en soportes físicos y que tendrá que conocer y explotar las posibilidades de la web social. Por eso, y para simplificar, los he denominado lecturas 2.0, que comenzamos con un libro básico para comprender la era de la información y el transito de una economía de átomos a una economía de bits: The long tail, de Chris Anderson.

Haz clic para acceder a la versión en inglés para Kindle

Haz clic para la versión física en español

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Qué es la larga cola

En la última década, hemos pasado a ser una sociedad superconectada gracias a las nuevas tecnologías de la información y la consecuencia quizá más importante ha sido la posibilidad, antes inexistente, de acceder sin filtros y sin límites a productos culturales y a todo tipo de contenidos.  Antes, la economía se basaba en los grandes éxitos, los más vendidos, siempre situados en la cabeza de la lista con ventas millonarias, pero ahora podemos ir más allá de la cabeza, bajando hasta encontrar lo que deseemos dentro de la larga cola de la oferta, que se extiende hasta el infinito sin llegar a cero. Esa larga cola de productos, que ahora puede llegar a sus públicos objetivos, crea un gran mercado que antes no existía. Un número muy, muy grande (los productos de la larga cola) multiplicado por un número relativamente pequeño (las ventas de cada producto) sigue siendo un número muy, muy grande.

Una representación típica de la larga cola

Para que el fenómeno de la larga cola se produzca, Anderson cita tres fuerzas que la hacen posible. La primera es la democratización de las herramientas de producción. Ahora cualquiera puede escribir, hacer fotografías, crear películas, todos nos hemos hecho productores gracias a los ordenadores personales. La segunda fuerza es la democratización de la distribución. Si los ordenadores han hecho productores a todos, internet ha hecho a todo el mundo un distribuidor de contenidos. Finalmente, la tercera fuerza es la conexión entre oferta y demanda, bien sea a través de los resultados de Google, las recomendaciones de iTunes, las reseñas en blogs o el simple boca a boca.

Estas tres fuerzas han hecho posible que nos encontremos ahora (especialmente en bienes culturales) en una economía de la abundancia. Hay más música, películas o libros que nunca antes, y al estar disponibles para todos, empezamos a descubrir que hay cosas más allá de los grandes éxitos. Los nichos más minoritarios de repente ya no lo son tanto y la suma de las pequeñas ventas de todos esos productos se convierte en una parte nada despreciable del total. Una vez que desaparecen los cuellos de botella de la distribución, los bienes minoritarios son tan atractivos y rentables como el mayor blockbuster.

De todos estos temas, y muchos más, habla Chris Anderson en The Long Tail. Aunque se va notando ya la edad del libro, sigue siendo una de las mejores lecturas para entender la diversificación de la cultura y cómo se traduce en muchos ámbitos de nuestra sociedad. Conceptos como el cambio de roles en la industria cultural, donde las barreras entre productores y consumidores están desapareciendo, o la importancia de los agregadores y los filtros para poder encontrar contenidos dentro de la larga cola son sólo algunas de las muchas ideas del libro.

Para los periodistas, The Long Tail nos sirve para entender por qué se está fragmentando el mercado periodístico y por que las audiencias son cada vez menores. Sólo conociendo las razones de este fenómeno, pueden las empresas periodísticas comenzar a adaptarse a las nuevas realidades que trae consigo, y que básicamente se resumen en que de intentar atraer al mayor número de personas posible con tu producto, ahora tienes que desarrollar el mayor número de productos posible para atraer al mayor número de personas posible. Es la única manera de satisfacer las necesidades de la larga cola de consumidores.

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

27 de Abril de 2011 a las 9:44 am

Tres claves políticas para las elecciones de mayo

Deja tu comentario

Acabado el paréntesis vacacional de Semana Santa, los partidos políticos ponen en marcha toda su maquinaria de cara a las elecciones municipales y autonómicas del mes de mayo. Queda menos de un mes y es el momento en que se termina de configurar el calendario de mitines, las caravanas electorales y todo el trabajo realizado en los meses anteriores se traduce en quince días de frenética campaña por toda España. Así, es el mejor momento para apuntar tres claves políticas para las elecciones de mayo:

  • El PSOE puede sufrir un descalabro histórico. Después de las elecciones catalanas, las de mayo son los primeros comicios a los que se enfrenta Zapatero tras su giro copernicano en mayo del año pasado. Todas las encuestas indican un desgaste sin precedentes para el Gobierno y cómo se reflejará en los diferentes ayuntamientos y autonomías de nuestro país será una de las claves de estas elecciones. Es un lugar común afirmar que las políticas nacionales no influyen en las elecciones municipales y autonómicas, pero el castigo sufrido por el PSC en las catalanas (casi un 30% menos de votos) no invita al optimismo en las filas socialistas.
  • Castilla-La Mancha es la comunidad donde se decidirá todo. PSOE y PP se juegan el todo por el todo en esta comunidad, en la que, por primera vez, los populares tienen opciones serias de gobernar. Un triunfo de Cospedal sería el espaldarazo casi definitivo a Mariano Rajoy para las generales de 2012, arrebatando al PSOE uno de sus feudos tradicionales. Si es Barreda quien gana, el PSOE podrá respirar un poco y la derrota de la secretaria general del PP dará alas a las voces divergentes dentro del partido. No importa que otras comunidades como Baleares o Cantabria puedan cambiar de signo, el valor simbólico de Castilla-La Mancha la convierte en la medida del éxito o el fracaso para los dos grandes partidos.
  • Finalmente, tenemos la que para mí será la clave más importante de estas elecciones: el descontento, incluso cabreo, de los españoles con la clase política. ¿Habrá movilización del electorado o el voto de castigo se traducirá en abstención? ¿Cómo afectarán los casos de corrupción a los diferentes partidos, con el caso Gürtel en Valencia y el escándalo de los EREs en Andalucía? ¿Cúal es el alcance de una iniciativa como #nolesvotes? ¿Qué ocurrirá si “movimientos” como el de los #eurodiputadoscaraduras se producen en la jornada electoral?

La respuesta a todas estas preguntas, el 22 de mayo.

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

25 de Abril de 2011 a las 10:38 am

Categorias: Sin categoría

Etiquetas: , , ,

Lo que un periodista debe saber para crear su marca personal

7 comentarios

There''s Always One

Foto: Nickwheeleroz vía Flickr

Este año y los siguientes, las empresas periodísticas y los periodistas se van a enfrentar a muchos retos. Estamos en una época de cambio de paradigma que ha coincidido con una crisis económica y el resultado es un escenario convulso en el que nadie sabe qué va a pasar mañana. Las cifras de paro en la profesión no son nada alentadoras y, por eso, los profesionales de la comunicación deben hacer todo lo que esté en su mano para no convertirse en mano de obra no cualificada. El modo más sencillo de hacerlo es crear y desarrollar tu marca personal, y para ello hay cinco cosas que deberías saber:

  • Que nadie te engañe con el mito de que el periodista debe ser anónimo y la marca personal es una muestra de egocentrismo. Desde Mariano José de Larra a Pedro J. Ramírez, pasando por Matías Prats padre o Luís del Olmo, los periodistas siempre han usado la marca personal. La diferencia es que ahora pueden hacerlo todos, no sólo las grandes estrellas del periodismo y eso no es malo, al contrario.
  • En el mundillo periodístico, la competencia es feroz y los periodistas que quieran ser mano de obra cualificada deben aportar algo más. Tu marca personal será la mejor manera de establecerte como experto en tu propio campo de conocimiento, y te permitirá aportar algo más que tus competidores.
  • La especialización es otra forma de crear tu marca personal. Gracias a Internet, incluso del área más recóndita de conocimiento hay gente que quiere conocer cosas. Nunca pienses que lo que escribes no interesa a nadie, la teoría de la larga cola asegura que tu público te encontrará con el tiempo.
  • Para dar a conocer tu marca personal, no hay mejor manera que aprovechar las posibilidades de la web social. Despreciar las nuevas herramientas que te ofrece es un error, porque Twitter, Facebook, Linkedin, Foursquare, Tumblr, Flickr… son únicamente eso, herramientas. Si alguien se da un martillazo en el dedo al poner un clavo, no se le echa la culpa al martillo.
  • Precisamente por las posibilidades de la web social, la comunicación en el acto periodístico ya no puede ser unidireccional. Para cimentar tu marca personal, debes escuchar a tu público y conversar y compartir tus conocimientos con él. Incluso si recibes críticas debes verlas como algo positivo, porque nadie se molesta en criticar algo si no le importa. Y más importante aún, escribes para tu público, no para un ente abstracto; desde el momento en que empiecen a hablar contigo, no puedes retirarles la palabra.

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

18 de Abril de 2011 a las 10:35 am

Por qué los periodistas son mano de obra no cualificada

3 comentarios

Llevo un par de días queriendo volver a dar una vuelta al futuro del periodismo, especialmente después de conocer el manifiesto de Pamplona de la FAPE. Ese manifiesto, que puedes consultar aquí, me parece un ejemplo de libro de intentar que todo cambie para que todo siga igual. Si bien estoy de acuerdo con el manifiesto en su práctica totalidad me transmite una impresión muy negativa. Recalco que es, desde luego, una percepción personal, pero de este manifiesto deduzco -especialmente de los puntos 2 y 4,  que los firmantes quieren que todo siga igual y que los periodistas no tienen que cambiar o adaptarse porque entonces se perderá su esencia.

Esta postura viene dada, en mi opinión, por el hecho de que el periodista ya no tiene el monopolio de la noticia: las fuentes ya no son exclusivas y la capacidad para difundir la información tampoco. De repente, un alto porcentaje de periodistas se han convertido en mano de obra no cualificada, siguiendo la nueva definición propuesta por Seth Godin. Ahora, la mano de obra no cualificada es aquella que tiene las mismas habilidades o conocimientos que tienen casi todos. Si no tienes nada extra que aportar, no tienen por qué reconocer tu trabajo de manera especial. Hace 20 años, los idiomas eran un plus muy importante y ahora se presuponen. Hace 10 años, conocimientos de informática podían impulsar tu carrera y hoy sin ellos no puedes trabajar. ¿Quién sabe lo que será habitual dentro de cinco años?

Es por eso que el periodista debe aprender, debe formarse, debe cambiar y añadir valor a su trabajo. Aunque ya no tenga el monopolio de la noticia, sigue siendo el mejor capacitado para contextualizarla, priorizarla y elaborarla y ahí radica el valor del trabajo del periodista en la era de la sobreabundancia de información. Los que no aportan valor son ahora mano de obra no cualificada, intercambiables con cualquier otro, y puedes imaginarte qué pasa si cualquiera puede hacer tu trabajo sin que se note la diferencia…

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

14 de Abril de 2011 a las 11:16 am

Los periódicos españoles en las redes sociales

4 comentarios

Una idea que llevamos manteniendo en EScomunicación desde hace hace tiempo es que los medios de comunicación tienen que hacerse sociales para sobrevivir en la nueva era digital. ¿Lo están haciendo los medios españoles? ¿Se están integrando en las redes sociales para que sus lectores puedan compartir sus contenidos? ¿Fomentan la transparencia? ¿Se abren a sus lectores y admiten sus aportaciones? Como en todo, lo primero que hay que hacer es examinar el estado actual de la situación, que se resume en la siguiente tabla, limitada a los mayores diarios españoles.

MEDIODIFUSIÓNVENTASFACEBOOKTWITTER
EL PAIS42474830874572741491211
EL MUNDO26636118289729516264612
ABC2485581270473812632054
LA RAZÓN115374761379482970
PÚBLICO901445807864176106795
LA GACETA*42877352142818938058

Datos de ventas y difusión correspondientes a OJD Febrero 2011.
Datos de Facebook y Twitter recogidos el 10/04/2011.
*La cifra de Facebook corresponde a la página de Intereconomía.

Lo primero que observamos es que el primer diario off-line es también el primer diario on-line, y en el caso de seguidores de Twitter, con una diferencia abrumadora. Las ventas y difusión de El País que le hacen el generalista más vendido se traducen también en fans de Facebook y followers en Twitter. De la misma forma, el segundo puesto de El Mundo es inapelable en Twitter, pero en Facebook ese segundo puesto le pertenece al diario Público.

El caso de Público es muy curioso, pues ha conseguido movilizar a todos sus simpatizantes en las redes sociales de una forma que no consigue en el kiosko. En otras palabras, cada vez que Público actualiza su estado de Facebook o lanza un tuit, llega a más gente que a través de la edición impresa. Los demás medios traducen sus ventas en una cantidad más o menos equivalente de seguidores, aunque destaca, negativamente, La Razón, que a estas alturas del partido, no ha sabido generar una presencia significativa en las redes sociales. Da igual si es por desconocimiento o por dejadez, ningún medio puede ya permitirse no estar, aunque solamente sea por cuestión de imagen.

El quid de la cuestión es cómo pueden monetizar esas cifras de alguna manera. De hecho, esa es la gran preocupación de todos los periódicos, encontrar el modo de traducir sus seguidores en internet en ingresos para el medio. El primero en conseguir un modelo viable será el pionero de una nueva forma de empresa periodística en la que los ingresos off-line y on-line se complementen, un nuevo santo grial que todos buscan y nadie encuentra.

Pero las empresas periodísticas también tienen que cambiar su mentalidad para poder satisfacer a sus seguidores. Como demostró el caso de Sostres la semana pasada, si tienes cientos de miles de seguidores lo mejor que puedes hacer es escucharlos, porque como no lo hagas, tu credibilidad quedará dañada, posiblemente de manera irreparable. En las redes sociales, no hay comunicación unidireccional y quien piense lo contrario está condenado a fracasar.

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

11 de Abril de 2011 a las 10:06 am

La rebelión de Twitter: #eurodiputadoscaraduras y Sostres

2 comentarios

En el día de hoy hemos asistido a dos nuevos ejemplos de cómo Twitter está transformando nuestras vidas y nuestro modo de consumir y reaccionar a la información. Por un lado, tenemos el hashtag #eurodiputadoscaraduras con el que los usuarios han mostrado su indignación ante la votación en la que la mayoría de los eurodiputados se posicionaron en contra de viajar en clase turista para vuelos inferiores a menos de cuatro horas. Por el otro, tenemos algo inédito en España: la retirada de un artículo de opinión en un periódico (sólo en la edición digital, en papel era ya imposible) del polémico Salvador Sostres por justificar la violencia de género.

En el caso de los eurodiputados, es otro indicativo claro de cómo a veces los políticos no entienden la importancia de los gestos.  Da igual que, dentro del presupuesto de la eurocámara y las asignaciones de los diputados, la diferencia sea nimia. Estamos hablando de que en un momento de crisis, en la que los ciudadanos nos tenemos que apretar el cinturón, no se pueden permitir excentricidades ni gastos superfluos.

En lo que se refiere a Sostres, el artículo (que ya no está ni en la caché de Google, pero que puede leerse aquí) está escrito con el ánimo de polemizar, y cualquiera que haya seguido mínimamente la trayectoría de este hombre sabe que vive de la polémica. Dicho lo cual, en un tema tan sensible como la violencia de género se tenía que haber mordido la lengua y no intentar defender o justificar al asesino.

Hasta hace unos años, no habría pasado nada en ninguno de estos dos casos, pero las cosas han cambiado. Twitter ha permitido que el descontento generado entre los ciudadanos se canalice, convirtiendo ambos asuntos en trending topics de los que todo el mundo habla. Antes, el cabreo se habría reducido a tertulias de bar o incluso tertulias radiofónicas, pero ahora todos pueden expresar su rechazo mediante un simple tweet, y cuando lo hacen muchos, se nota. Y si no, que le pregunten a Pedro J. Ramírez o al PSOE

Finalmente, y ya refiriéndonos sólo al ámbito periodístico, el caso de Sostres es el que más nos interesa, pues sienta un precedente y abre un debate. ¿Debe un medio de comunicación retirar un artículo de opinión por quejas recibidas en Twitter? Yo opino que sí y doy tres razones:

  • El director de El Mundo ha abrazado Twitter con la fe del converso. Si no hubiera hecho caso a las múltiples quejas recibidas, su credibilidad, y por extensión la del medio que dirige, habría quedado seriamente dañada. No puedes abrirte a tu público y luego no escuchar lo que te dicen.
  • El artículo no estaba publicado en una dirección web personal, sino dentro de la dirección corporativa de El Mundo, y ha sido El Mundo (sus directores) quienes han decidido quitarlo. Se pueden compartir o no sus razones, pero tienen todo el derecho a publicar, mantener o borrar lo que quieran dentro de su web.
  • Antes de Twitter , el artículo de Sostres habría motivado varias cartas al director, publicadas días después, y con consecuencias prácticamente inexistentes. Hoy, se ha eliminado el artículo y se han conseguido disculpas del director del medio. Sin ninguna duda, me quedo con el hoy.

 

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

7 de Abril de 2011 a las 5:12 pm

10 pensamientos sobre el futuro del periodismo

4 comentarios

En los últimos días me he ido encontrando en mi lector de feeds varios posts sobre la prensa escrita y cómo debe enfrentarse a la revolución digital. Estos textos, de Nieman Journalism Lab, Buzzmachine y Puro Marketing, me han hecho reflexionar y he aquí unos cuantos apuntes a vuelapluma sobre el futuro del periodismo:

  • Ya lo he dicho en alguna ocasión: El periodismo no está en peligro, pero sí las empresas periodísticas que no sepan adaptarse.
  • En el siglo pasado, eran necesarias grandes infraestructuras, grandes inversiones y grandes redacciones para montar un medio de comunicación. Hoy ya no son necesarias, por el abaratamiento de los medios de producción y la fragmentación de las audiencias.
  • Generar contenidos originales es algo que hacen todos los medios de comunicación. Para sobrevivir en la era de internet, esos contenidos tienen que ser sociales y poder compartirse.
  • Para todos los medios, la facturación off-line desciende y la online asciende, pero no lo bastante. Hay que aceptarlo y buscar alternativas para poder monetizar los contenidos. El modelo freemium es una buena opción.
  • No aprovechar las nuevas herramientas y posibilidades que ofrece hoy la tecnología supone no llegar a tu público. Hacer periodismo sólo para unos pocos es elitista, y aunque el elitismo no es malo en si, limitarse a uno mismo sí lo es.
  • Que alguien utilice mal esas nuevas herramientas y posibilidades no es motivo para demonizarlas o despreciarlas. Nadie nace sabiendo.
  • Para periodistas, medios de comunicación, empresas y casi para cualquiera la transparencia, la apertura y el concepto de publicness son esenciales para crear confianza en sus lectores o usuarios.
  • Si pones trabas para que tus lectores accedan a tus contenidos, en el 99% de los casos se marcharán en busca de otra alternativa. Cobrar sin aportar valor añadido, publicidades intrusivas, imposibilidad de citar y compartir… todo eso son trabas, aunque haya quien piense lo contrario.
  • El periodista es periodista siempre, da igual si escribe en prensa, presenta en televisión, habla en radio o hace un videoblog.
  • El periodista ya no tiene el monopolio de la noticia, pero sigue siendo el mejor capacitado para contextualizarla, priorizarla y elaborarla.

 

 

Si te gustó este post, compártelo.

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

5 de Abril de 2011 a las 10:42 am