EScomunicación

Textos y reflexiones sobre periodismo, tecnología y la relación entre ambos

Archive for Febrero, 2011

El futuro de la prensa II: Los medios tienen que hacerse sociales

1 comentario

Hace un año, escribí un post sobre el futuro de la prensa escrita en el que afirmaba que nos encontrábamos ante un auténtico proceso darwiniano, en el que “la selección natural va a hacer que desaparezcan las cabeceras que no sepan adaptarse a un nuevo modelo”. También hablaba de las tres D (difusión, diferenciación y dinero) que eran y son las claves y objetivos que todo periódico debe buscar a la hora de sobrevivir en el siglo XXI, adaptando su modelo de negocio al papel decreciente del papel y creciente de las pantallas.

Ha pasado un año y poco o nada ha cambiado de aquel análisis. La circulación de los diarios sigue bajando y hay que buscar modos de arreglar la cuenta de resultados, aunque sea mejor pensar en la supervivencia a largo plazo con soluciones para evitar el cierre, como ya vimos en su momento. Queda para la esperanza que el boom de las tablets haga que surja un nuevo canal por el que los miedos escritos puedan encontrar otro cauce de difusión y monetización de sus contenidos. La oportunidad está ahí, pues las tablets y los smartphones se van a ir convirtiendo, cada vez más, en un elemento cotidiano de nuestra vida diaria, pero queda por ver si los medios españoles están preparados para ese reto. Alguno ya se apunta tantos, y dicen que quien pega primero…

Lo que sí está claro es que no son buenos tiempos para el periodismo. Prisa, que se enfrenta a un recorte draconiano, ha tenido que vender Cuatro y CNN+, y esta última ha desaparecido. Colpisa también ha estado a punto de cerrar. ABC sigue reduciendo su plantilla, y El Mundo y el País van a tener que negociar sus convenios este año y va a ser difícil que los trabajadores de ambos periódicos puedan mantener sus condiciones salariales y laborales. Pero aunque el futuro está un poco negro, todavía hay posibilidades. Y la salvación de muchos medios de comunicación pasará por las redes sociales. Los medios de comunicación tienen que hacerse sociales

Ante datos como los que se recogen en el vídeo que acabas de ver, no hay mucho más que añadir. Pero ¿cómo pueden hacerse sociales los medios?

  • Tienen que integrarse con las redes sociales existentes para que el usuario pueda compartir. Cada vez que leo algo interesante me gusta compartirlo con mis conocidos y no hay nada más fácil que implementar botones sociales para enviar ese contenido directamente a Facebook, Twitter o tu red social de preferencia. Es tan fácil que hasta este blog los tiene.
  • Hay que fomentar la transparencia y dar a conocer a tu equipo. Trabajando como trabajo en el mundillo, conozco prácticamente a todos los periodistas de información política, sé dónde escriben y en qué tertulias participan. Para el ciudadano medio esto no es posible, pero hay que favorecer la posibilidad de perfiles actualizados, con enlaces a otros artículos que haya escrito, vídeos, blogs… Hay que abrazar el concepto de publicness, la transparencia crea confianza, el secretismo no.
  • Tienen que abrirse a sus usuarios y consumidores. Como todas las buenas ideas, es muy simple, cuanto más permitas a tus lectores implicarse en tu medio, más adhesión generarás y más seguidores de tu medio conseguirás. De la misma forma, no hay que temer a la participación no profesional y confiar en la sabiduría del colectivo. La prueba es que la sexta página más visitada del mundo se basa en esos mismos principios.

Estos son sólo algunas formas de hacerse social. Habrá muchas en las que no haya pensado y muchas más que todavía ni se hayan inventado, pero el futuro está ahí. Veremos si durante este 2011 los medios abrazan esta realidad, pero dentro de un año, volveremos a tratar el tema y veremos por dónde anda el futuro de la prensa.

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

24 de Febrero de 2011 a las 4:15 pm

De smartphone a smartphone y tiro porque me toca

Deja tu comentario

Hace un año, tenía mi HTC Hero recién adquirido y estaba encantado con el sistema Android y las posibilidades que ofrecen los smartphones para el periodismo. Hoy, mi HTC Hero descansa en su caja y es un HTC Desire el que me permite estar conectado permanentemente.

¿Y por qué no me he esperado un poco para conseguir un smartphone más moderno, tal y como pensé en su momento? Pues un poco por la impaciencia por tener un móvil capaz de soportar Froyo y Gingerbread, por tener dos prestaciones (flash LED y radio FM) que no tiene el Hero y que echaba mucho de menos y, finalmente, por que todos los móviles que han sido presentados en el MWC aún tardarán en llegar a España y con unos precios dos o tres veces superiores a lo que he pagado por el Desire. Eso sí, el tema de la batería no tiene remedio, pero por lo menos ya he llegado a una duración aceptable de dia y medio a dos días, conectándolo a la red sólo cuando lo necesito y apagándolo por las noches (algo que no hacía con un móvil desde hace mucho).Tener un smartphone y saber utilizar todas sus posibilidades va a ser prácticamente un requisito imprescindible en el periodismo del futuro. Habrá quien piense que eso nunca será así, ya que el buen periodismo no se puede hacer con herramientas deficientes, pero con ese argumento están despreciando unos artilugios que poco tienen que ver ya con un teléfono e ignorando todas las potencialidades que encierran para el periodista. Con un smartphone puedes producir foto, video, audio y texto y subirlo inmediatamente a la red, no hay otro aparato capaz de hacerlo que ocupe tan poco y sea tan asequible (esto último es matizable).

Como siempre ocurre ante los nuevos avances, hacen falta nuevas mentalidades, quien antes se adapte, antes podrá sobrevivir en un mundo, el del periodismo, que está en pleno proceso de reconversión y adaptación a las nuevas realidades. Digo esto porque ya ha pasado casi un año de mi análisis sobre el futuro de la prensa y es el momento de retomarlo para ver a dónde va el periodismo y cómo aprovechar el viaje…

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

21 de Febrero de 2011 a las 11:22 am

La Ley Sinde, una Ley inútil desde su concepción

4 comentarios

Hoy se aprobará en el Senado la Ley Sinde. Si en diciembre nos felicitábamos del fracaso en su trámite en el Congreso hoy tenemos que lamentarnos de su aprobación. El texto que se va a aprobar (que puedes consultar aquí) no arregla ninguna de las carencias del anterior, incluso las ahonda al ampliar las funciones de la Sección Segunda:

La Sección podrá adoptar las medidas para que se interrumpa la prestación de un servicio de la sociedad de la información que vulnere derechos de propiedad intelectual o para retirar los contenidos que vulneren los citados derechos siempre que el prestador, directa o indirectamente, actúe con ánimo de lucro o haya causado o sea susceptible de causar un daño patrimonial.

Las negritas son mías, por cierto. Con esa redacción, se causa una inseguridad jurídica tal, que dudo hasta de si es legal; incluso esta misma página podría ser cerrada si la Sección así lo considerase. Con todo, soy tontamente optimista y quiero pensar que en su trámite definitivo en el Congreso, o en la redacción del Reglamento que la desarrolle, se pueda arreglar de alguna manera aunque ya sé que eso es soñar despierto.

En el fondo de la Ley, yace el eterno debate de la piratería en la Red, las descargas, los derechos de autor… un debate del que ya empiezo a estar cansado. El mundo ha cambiado, cómo consumimos productos culturales ha cambiado/está cambiando y quien no quiera verlo está ciego. En primero de periodismo tuve una asignatura de introducción a la economía, y una de las primeras cosas que nos enseñaron es que los bienes son escasos, y por eso tienen valor. ¿Qué valor puede tener entonces una copia digital, que genera abundancia y cuyo coste es prácticamente cero? En el ámbito cultural y otros muchos, hemos pasado de una economía de átomos a una economía de bits, pero ni nuestra mentalidad ni nuestra legislación ha cambiado para adaptarse a esa realidad, y por eso medidas como la Ley Sinde son inútiles desde su mismo concepto. Pero el cambio está en marcha…

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

9 de Febrero de 2011 a las 11:16 am

Un año de EScomunicacion

Deja tu comentario

Parece que fue ayer, pero ya hace un año desde que empezó a andar este blog. De hecho, si contamos los posts que hice de prueba serían un par de días menos, pero como desaparecieron piadosamente, el siete de febrero es la fecha oficial para el primer aniversario de EScomunicación. Aunque los dos últimos meses no han sido todo lo productivos que esperaba, no puedo estar más contento del blog. Gracias a EScomunicación, me he puesto al día de muchos temas de mi profesión que antes ni contemplaba, me he metido en Twitter y he ido creando una lista de enlaces que alimentan a mi Reader y me mantienen al tanto de todo lo que pasa en periodismo, política, internet y web 2.0, tal y como reza el lema de este blog.

Pero sí tengo que ponerme más al día. Desde que hice las predicciones para 2011, se han producido las históricas revueltas en el mundo árabe que estudiaremos en el futuro en los libros de historia, al igual que estudiamos en su momento la caída del comunismo. Además, Twitter ha sido el tema de moda en España con #TurismoBisbal y el caso Vigalondo, además de Alex de la Iglesia y su dimisión de la Academia por la Ley Sinde, que además se debate esta semana en el Senado, en lo que será la excusa perfecta para abordar el tema y por qué esta segunda versión está condenada a fracasar como la primera.

Y después de eso, hablaremos de muchos temas como el lanzamiento de The Daily en el iPad, el Mobile World Congress de Barcelona, las elecciones municipales y autonómicas de mayo, la sucesión de Zapatero para después del verano y muchos más temas en los que ahora no caigo. El caso es que espero que el segundo año de EScomunicación sea mucho mejor que el primero… y no me queda más que decir ¡Va por ustedes!

Foto original: ¡Cuánto daño!

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

7 de Febrero de 2011 a las 8:20 am

Categorias: Sin categoría

Etiquetas: , ,