EScomunicación

Textos y reflexiones sobre periodismo, tecnología y la relación entre ambos

Archive for septiembre, 2010

Políticas de comunicación, políticos, periodistas y publicness

Deja tu comentario

Algo que todo directivo de comunicación debe afrontar es que todo el mundo cree saber más de comunicación de él. Trabajamos con valores intangibles y es difícil cuantificar el retorno de las acciones de comunicación. Por tanto, parece que las acciones de comunicación las puede hacer cualquiera, o al menos esa es la percepción que se tiene del mundo desde fuera, y todos sabemos lo fácil que es ver los toros desde la barrera. Desde mi propia experiencia profesional,  he podido ver cómo en las grandes líneas de comunicación (e incluso las pequeñas) el director de comunicación tenía poco que decir, ya que le venían impuestas de arriba.

Cierto es que el mundillo de la política no tiene nada que ver con el de una gran multinacional, pues existe una gran diferencia. Si en una gran empresa, los altos cargos no suelen tratar directamente con la prensa, en la política es común que el periodista tenga acceso directo al político, incluso está mal visto si el político no trata con los medios. Para un dircom y un gabinete de prensa eso es directamente una pesadilla.

Modo anécdota ON. Recuerdo un caso particular en el que, al día siguiente de una reunión de los altos cargos del partido, apareció una página completa en un diario nacional detallando todos los pormenores de dicha reunión. Yo, que entonces estaba empezando, le comenté a mi jefe cómo había podido conseguir el periodista toda esa información, cuando ni nosotros mismos dentro de la casa habríamos podido conseguirla. Su respuesta fue muy clara: “Es que Fulanito llama por teléfono a cualquiera de los que están en la reunión y le cuentan todo”. Modo anécdota OFF.

Muchas veces los gabinetes de prensa ejercen una labor de intermediación entre medios y la empresa (o partido político), pero esa intermediación se pierde en numerosas ocasiones, desde el momento en que el periodista tiene acceso directo a la fuente. Antes de seguir, quiero dejar claro que no me estoy quejando, he estado al otro lado, y sé perfectamente lo que cuesta crearse unas fuentes y lo esenciales que son para el periodista. Pero en el gabinete de prensa también somos profesionales y aunque, en cierto sentido, ese acceso directo nos libera de trabajo, de la misma forma menoscaba nuestra labor y nos hace superfluos.

Para evitar esto, como siempre, en el medio está la virtud. Ni los políticos pueden quejarse al gabinete de las informaciones que publican los periodistas (hay algunos que realmente creen que podemos decir a los periodistas lo que tienen que publicar), ni los periodistas pueden quejarse de no tener acceso a los políticos (el derecho a manejar el silencio es vital).

En cualquier caso, tanto las relaciones de políticos y periodistas como las funciones del gabinete de prensa van a cambiar y mucho en los próximos años. Desde el momento en que los beneficios de abrazar el concepto de publicness que propone Jeff Jarvis superen a los inconvenientes, todo cambiará. “Publicness builds trust, secrecy doesn’t“. Algo tan sencillo como la franqueza, la accesibilidad y ser público (que no significa no tener intimidad) puede convertir a un político de segunda fila en un cabeza de lista, aumentando su nivel de reconocimiento y reputación.

La reputación importa, y hoy en día la reputación es online, como bien sabe mi amigo Gonzalo, y en política más aún. Bien entrados en el siglo XXI, nuestra clase política debe comprender que el escrutinio de la sociedad no se limita a la interacción con los periodistas y a las campañas electorales. Hoy, el simple hecho de no tener una identidad digital de algún tipo crea una brecha insalvable entre los que están preparados y los que no, y ya no valen respuestas como “no me llama”, “no le veo utilidad” o “no sé cómo hacerlo”. Hablamos de estar o no estar, así de simple.

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

29 de septiembre de 2010 a las 9:56 am

Acuerdos, crisis de Gobierno y primarias: así va el otoño

Deja tu comentario

Finalmente, el PSOE ha llegado a un acuerdo con el PNV para que apoye los Presupuestos Generales del Estado a través de la cesión de las políticas activas de empleo al País Vasco. Con ello, Zapatero se asegura la aprobación de unos PGE que se preveía muy complicada, además de un socio semiestable en el Parlamento que le permitirá ahorrarse problemas y sacar adelante otras iniciativas como la Ley de Economía Sostenible

Habiéndose quitado de encima esta cuestión, el presidente ha ganado tiempo y tiene manos libres para acometer la tan deseada crisis de Gobierno, en la que todos esperamos un recorte ministerial, tantas veces reclamado por la oposición y el sentido común. Casi con toda seguridad, se producirá después de la huelga general del próximo día 29, para no quemar a los entrantes y amortizar lo más posible a los salientes, además de para poderla presentar como un “nuevo impulso” para salir por fin de la crisis.

Y de ahí pasaremos al siguiente punto caliente del otoño, las primarias de Madrid. La disputa entre Tomás Gómez y Trinidad Jiménez se ha convertido en un pulso para Zapatero que, hasta ese momento, había hecho su voluntad dentro del PSOE, apoyado por los resultados electorales. A nadie se le escapa que una derrota de la ministra de Sanidad será un golpe para el presidente del Gobierno, que ha apostado decididamente por Trinidad Jiménez, y puede ser un acicate para que aquellos socialistas que no estén a gusto en el partido den voz a su descontento. De momento, en la carrera de obstáculos en la que se han convertido estas primarias, parecen estar igualados, al menos en número de avales, pero estas primarias, aunque sí sean un ejemplo de democracia interna, son también la muestra de que Zapatero ya no es el todopoderoso líder del PSOE que fue. Y eso, con las elecciones catalanas en el horizonte, puede pasar factura.

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

23 de septiembre de 2010 a las 5:45 pm

El libro electrónico y el futuro de la industria editorial

2 comentarios

La semana pasada compré un Kindle DX. Para los que no puedan identificarlo, es el lector de libros electrónicos de Amazon, concretamente el modelo grande, con pantalla de 9’7 pulgadas, y conexión 3G gratuita, aunque limitada. Aunque siempre he sido un amante y devorador de libros en papel, me atraía probar un lector y llevaba un tiempo madurando la idea. Finalmente, gracias a un impulso motivado por reseñas tan favorables como ésta, lo compré y estoy muy contento con ello.
En los pocos días que lo tengo, he podido comprobar las virtudes de las pantallas de tinta electrónica y la versatilidad del dispositivo para leer no sólo libros, si no también revistas y comics. Realmente, es una delicia leer en el Kindle y es cierto lo que anuncian en su página: Al igual que ocurre con un libro físico, desaparece mientras lees, no estás pendiente del continente y sí del contenido. Y es una auténtica gozada, además de muy práctico, llevar decenas de libros en 530 gramos.El futuro de los libros pasará por estos aparatos. Como cuenta Enrique Dans en su libro Todo va a cambiar (primer libro que he leído en el Kindle, como no podía ser menos), las grandes editoriales tienen que tener mucho cuidado o les ocurrirá lo mismo que a la industria discográfica. Los lectores como el Kindle van a eliminar muchos intermediarios en el proceso, que estarán condenados a adaptarse o desaparecer, y los libros físicos quedarán para ediciones de coleccionismo o impresiones bajo demanda. Será mejor que las editoriales puedan adaptarse y colaborar en este cambio o les ocurrirá como a las discográficas, envueltas en juicios que no pueden ganar, con pérdidas crecientes y una reputación por los suelos.

Quizás se puedan tachar de extremistas mis afirmaciones, pero hace 15 años nadie pensaba que la poderosa industria discográfica pudiera llegar al estado en el que se encuentra hoy en día, y sólo hace falta la popularización de estos dispositivos tanto entre los lectores habituales como entre los ocasionales (de cuatro o cinco libros al año). Pero no sólo afectará al negocio de los libros, también los medios de comunicación deben ver el aviso para navegantes. Aún tengo que probar por mí mismo cómo se lee mi feed RSS en el Kindle, pero puede ser la puntilla necesaria para no tener que volver a comprar un periódico. Y seguramente también pruebe las suscripciones “oficiales” vía Kindle, en cualquier caso, el modelo de explotación de la prensa va a verse obligado a cambiar. Como ya he dicho, es adaptarse o desaparecer.

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

20 de septiembre de 2010 a las 9:28 am

Todo cambia para que todo siga igual

Deja tu comentario

La temporada 2010-2011 de radio y televisión ya lleva unos cuantos días y, como reza el título del post, aunque ha habido varios cambios, la situación sigue siendo la misma en nuestros medios de comunicación, con algunos matices.

A nadie le cabrá la menor duda que la noticia del verano (y me atrevería a decir que del año) es la marcha del equipo de Carrusel Deportivo de la Ser a la COPE, con denuncias y guerra de comunicados incluidas. Lo primero que viene a la mente es en qué estarán pensando los directivos de la Ser para haber dejado salir a prácticamente el 100% de componentes de un programa líder e insignia de la cadena. Si bien la marca Carrusel Deportivo sigue en la SER, sus nuevos responsables tienen mucho que trabajar si quieren hacer olvidar a sus predecesores. Y aunque todavía tendremos que ver cómo afecta eso a su audiencia, la SER sí ha recibido ya un golpe muy duro: en su reputación, especialmente online.

Con la incorporación de Paco González, Pepe Domingo y el resto de los antiguos miembros del Carrusel, la COPE ha hecho una apuesta muy fuerte para recuperar el segundo puesto en las audiencia que perdió ante Onda Cero. A la remodelación total del área de deportes, hay que sumar el fichaje de Ernesto Sáenz de Buruaga para el nuevo matinal de la cadena, Así son las mañanas, y los cambios hechos en su parrilla en la programación de tarde y fin de semana. Veremos cómo responden las audiencias, pero sí puedo atestiguar, por fuentes cercanas, que en la nueva COPE superdeportiva, la publicidad está entrando de tal forma que los comerciales no se pueden levantar de la mesa, o al menos es lo que me han dicho.

Las otras grandes cadenas nacionales, RNE, Onda Cero y Punto Radio se mantienen estables, con alguna incorporación como la de Rafael Martínez Simancas en la emisora de Vocento. Esperaremos al próximo Estudio General de Medios para ver si esa política de estabilidad se traduce en mantener audiencias y, sobre todo, para ver en cuántos nuevos oyentes aumenta la nueva COPE.

Esta estabilidad también se produce en el panorama televisivo español. Las cadenas tradicionales, esto es, de La 1 a La Sexta, no hacen grandes cambios ni grandes inversiones de cara a la nueva temporada, apostando cada una de ellas por sus productos autóctonos ya probados (series, cine, deportes, realitys…). Donde si hay movimiento es en el resto del dial de la TDT, con nuevos canales como Nitro o Boing, apostando por las series y la animación o La 10, el canal generalista de Vocento que dirigirá Ángel Expósito.

Pero en nuestro ámbito, donde estará todo el morbo es en ver quién gana la batalla de las tertulias nocturnas. El gato al agua de Intereconomía defiende su primer puesto, como buque insignia de su cadena y con fichajes de renombre como el de Jiménez Losantos. Como aspirantes están La Vuelta al Mundo de Veo7, con sus nuevos presentadores estrella (Buruaga, Luís Herrero, Fermín Bocos y Pedro J. Ramírez que se unen a Carlos Cuesta), y su nueva fórmula de cinco presentadores para cinco días de la semana. Finalmente, queda el Hoy de Iñaki Gabilondo, que ha apostado también por la estabilidad y la fórmula ya conocida.

Veremos cómo se desarrollan las audiencias de aquí a fin de año, tanto en radio como en televisión, y algo mucho más importante, cómo responden los anunciantes a esta nueva configuración del panorama audiovisual español.

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

14 de septiembre de 2010 a las 10:46 am

Empezó el curso político…

Deja tu comentario

… y puede ser bastante movidito. El verano fue, como cada año, bastante vacío de eventos, hasta que explotó la polémica de Mélilla y tuvimos entretenimiento durante días y días, con apariciones estelares de ex-presidentes incluidas. Normalmente, este tipo de sucesos no suele sobrevivir hasta septiembre, pero habrá que ver si las críticas del PP a las actuaciones de Moratinos y Rubalcaba tendrán continuidad en el Congreso de los Diputados y, lo más importante, si una vez que acabe el Ramadán, volveremos a tener incidentes.

Hoy, el foco ya se ha desplazado desde Melilla a otros asuntos. Por un lado, tenemos la crisis de Gobierno que Zapatero ha postergado durante la presidencia española de la Unión Europea. El anuncio de Corbacho de que pasará a las listas del PSC ha motivado que la rumorología funcione a todo trapo, implicando cada vez a más ministerios y dirigentes socialistas. De momento, sólo el Presidente del Gobierno sabe (o debería saber) qué piensa hacer, y tengo curiosidad por ver cómo presentará esta remodelación de su gabinete, que tantas veces le ha pedido la oposición.

Pero la primera cita fuerte de aquí a fin de año es el 29 de septiembre, con la huelga general. Si bien Méndez y Toxo están haciendo pedagogía de la huelga en todos los medios de comunicación, habrá que ver cuál es el respaldo final que tiene la convocatoria y, en un segundo plano, cómo quedará la relación entre Gobierno y sindicatos después de la misma. La otra fecha fuerte es el 28 de noviembre con las elecciones en Cataluña, en la que el PSOE sí se juega bastante más. Entre el PSC que está a la greña con el PSOE, ERC que está cada día más radicalizada en las cosas que hace desde la Generalitat y CiU que confía en volver a gobernar después de siete años en la oposición, la campaña electoral catalana va a ser muy entretenida.

Y no hay que olvidar el asunto más importante que marcará la actualidad política hasta 2011: los Presupuestos Generales del Estado. Las negociaciones que ha empezado el PSOE con el PNV son la esperanza de un Ejecutivo que se ha quedado solo ante la crisis después de haberla negado mucho tiempo, pero esas negociaciones son sobre el filo de la navaja, pues pueden dar al traste con el pacto de Gobierno entre PSE y PP en el País Vasco.

Zapatero no puede permitirse que los Presupuestos de 2011 no salgan adelante. Una derrota tan grande casi le obligaría a convocar elecciones anticipadas, pero es el riesgo de haberse sometido a la geometría variable en lugar de buscar acuerdos firmes para toda la legislatura con otros grupos parlamentarios. La cuestión es qué precio está dispuesto a pagar por ello.

Como se ve, el nuevo curso político viene calentito, y eso que no hemos mencionado la disputa entre Tomás Gómez y Trinidad Jiménez por ser el candidato en Madrid, la eternamente retrasada renovación del Tribunal Constitucional o las elecciones municipales y autonómicas de 2011, que caerán en mayo previsiblemente y marcarán cualquier decisión política que se tome en los partidos en estos meses. ¿Alguien quería tranquilidad?

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

10 de septiembre de 2010 a las 7:06 am

De modelos sostenibles y power users

Deja tu comentario

Lo más triste de las declaraciones de Julio Linares es que seguro que el Consejero Delegado de Telefónica cree firmemente en que el modelo actual de internet corre riesgo de quiebra y parte de razón sí que tiene. Hay perfiles muy diferentes de consumidores de internet, desde los power users que aprovechan al máximo su banda ancha en descargas y streaming, a los consumidores más ocasionales, y eso sí es un desequilibrio que se podría solucionar.

Pero de ahí a realizar este tipo de declaraciones que lo único que han hecho ha sido levantar la liebre del fin de la tarifa plana media un abismo. Primero, porque teniendo España la banda ancha más cara de Europa no es de recibo que encima digan que no es sostenible, y segundo porque será el propio mercado quien decida qué modelo es rentable o no, no el departamento de análisis de Telefónica, y vistas las cuentas de resultados, dudo que Linares tenga motivos para quejarse.

Dicho todo esto, sí creo que el desequilibrio entre power users y demás usuarios de la red puede y debería corregirse, pero eso no ocurrirá mientras los usuarios no sean conscientes de cuánto consumen, y en eso deberían seguir el modelo del internet móvil. Desde que adquirí mi HTC Hero, he recibido puntualmente en mi factura, además del detalle de llamadas, el detalle de conexiones a internet, megas consumidos y tiempo de conexión, con lo que puedo decir que mi consumo es moderado, no habiendo superado nunca los 350 mb en un mes. Y fue gracias a tener conocimiento de ese consumo en la tarifa plana que tenía contratada, junto al de las tarifas de voz, que me cambié de compañía en mayo, obteniendo un sensible ahorro económico.

¿Tan difícil es implantar ese mismo sistema en las tarifas de internet doméstica? Yo no sé cuántos megas o gigas consumo (aunque sí se perfectamente que la velocidad de que dispongo no siempre es la que tengo contratada), con lo que no sé si soy power user o un usuario moderado, pero es algo perfectamente lógico que se oferten tarifas para quien consume más, siempre que se rebajen también las de aquellos que consumen menos. De nuevo, será el mercado y los consumidores los que decidan, ya que tenemos varias compañías dónde elegir. Y si misteriosamente las tarifas son similares, esperemos que Competencia actúe igual que hizo contra las compañías de móviles (aunque luego no sancionen). De lo contrarío, eso sí que sería un escándalo, no como las declaraciones de Linares, que han sido flor de un día, y a finales de agosto, para más inri.

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

7 de septiembre de 2010 a las 10:14 am

La vuelta al cole

Deja tu comentario

¿Hay alguien ahí? Me sorprendería, desde el 11 de julio que tenemos el blog sin fregar, acumulando polvo y cerrado a cal y canto, pero circunstancias personales y laborales (asistencias a bodas y otros eventos erótico-festivos por un lado y vacaciones por otro) me hicieron imposible atender el blog como merece.

De hecho no ha venido mal, porque retornamos con nuevos bríos y fuerzas renovadas y eso va a venir muy bien, porque hay muchos temas de los que hablar en esta vuelta al cole. Sin ningún orden en particular, estos son algunos de los asuntos que iremos desgranando durante este mes de septiembre:

En lo que a política se refiere, hablaremos del inicio del curso político en el que Zapatero se la juega con los Presupuestos Generales y las elecciones catalanas del próximo otoño, que nos darán las claves de lo que queda de legislatura (sea mucho o poco). En comunicación, examinaremos el nuevo mapa radiofónico y televisivo de nuestro país, en el que la COPE ha echado un órdago a grandes para retomar el segundo puesto entre las radios. En tecnología, vamos a hablar mucho de android, tanto por la ola de tablets que nos va a invadir, como haciendo la crónica de mis esfuerzos para pasar mi HTC Hero a la versión 2.1.

Y aún hay temas que me dejo en el tintero, pero la actualidad manda, por lo que el primer post lo dedicaremos a las declaraciones del consejero delegado de Teléfonica, Julio Linares. Es que parece mentira que a estas alturas nos quieran vender la moto…

Publicado por Miguel Ángel Alonso Pulido

1 de septiembre de 2010 a las 9:31 am

Categorias: Sin categoría

Etiquetas: ,